domingo. 26.05.2024

La Comisión Europea presentó una nueva directiva para combatir la corrupción en los Estados miembros de la UE. Esta iniciativa propone establecer definiciones comunes y un mínimo en las penas máximas para delitos que actualmente se castigan de manera heterogénea en toda la Unión. Además, la Comisión propone que ser político, alto funcionario, policía o trabajador de justicia se considere una circunstancia agravante a la hora de penalizar la corrupción.

Esta directiva busca abordar las altas tasas de corrupción en la UE, ya que la mayoría de los europeos piensa que este tipo de delitos están "extendidos" en sus países. En España, por ejemplo, esta percepción alcanza el 89%. En este sentido, la vicepresidenta de la Comisión Europea para Valores y Transparencia, Vera Jourova, destacó que ningún país es inmune a la corrupción y que todos los estados miembros deberán adaptar sus normativas actuales para combatirla.

Es importante destacar que la Comisión señala que los países europeos que ya tienen marcos legislativos potentes para castigar la corrupción son los que más se relacionan con este problema en el imaginario colectivo. Por lo tanto, si se aceptan las propuestas de Bruselas sin cambios, serán los países menos "sospechosos habituales" los que más tendrán que actualizar sus códigos penales. En definitiva, la directiva busca fomentar la transparencia y la lucha contra la corrupción en la UE.

Bruselas va tras los políticos corruptos: propone que su estatus sea agravante en casos...