lunes. 15.07.2024

La Unión Europea ha decidido tomar medidas drásticas para abordar el problema de los microplásticos en nuestros ecosistemas. En un esfuerzo por reducir la liberación de estas pequeñas partículas dañinas en el medio ambiente, se ha anunciado la prohibición de la venta de purpurina en toda Europa, que entrará en vigor en tan solo 20 días.

Esta prohibición se extiende a una variedad de productos que contienen microplásticos, como cosméticos que utilizan microesferas para la exfoliación o para lograr texturas, fragancias o colores específicos. La normativa se aplica a todas las partículas de polímeros sintéticos orgánicos, insolubles y resistentes a la degradación con un tamaño inferior a cinco milímetros.

Se estima que esta medida podría evitar que se viertan alrededor de 500,000 toneladas de microplásticos en los próximos 20 años. La Comisión Europea busca restringir la venta de productos que contienen intencionadamente microplásticos para preservar nuestro entorno natural.

Las primeras restricciones, que incluyen la prohibición de la purpurina suelta y las microperlas, se implementarán rápidamente, comenzando en 20 días. En otros casos, se permitirá un período más largo antes de que se aplique la prohibición de venta, brindando a las partes afectadas la oportunidad de desarrollar y adoptar alternativas sostenibles.

Unión Europea prohibe purpurina