jueves 28/10/21

Cinco años de prisión por ocultar droga en un zulo en un monte de Ourense

La sección segunda de la Audiencia Provincial de Ourense ha condenado a un hombre a la pena de cinco años de prisión y al pago de una multa de 52.000 euros.

justicia

La sección segunda de la Audiencia Provincial de Ourense ha condenado a un hombre a la pena de cinco años de prisión y al pago de una multa de 52.000 euros como autor de un delito contra la salud pública, en su modalidad de sustancias que causan grave daño a la salud, concurriendo la agravante de reincidencia.

La investigación arrancó el 5 de noviembre del 2019, cuando sobre las 17,15 horas, agentes de seguridad ciudadana fueron requeridos después de tener conocimiento de que una persona había hallado casualmente en un monte de Quintela, en Ourense, una bolsa que contenía cocaína.

Al inspeccionar el lugar, localizaron un bote de cristal que contenía treinta bellotas de resina de cannabis. El valor de la cocaína hallada en el zulo ascendió a 22.076 euros.

Según recoge la sentencia de la Audiencia, facilitada por fuentes del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, los agentes del grupo de estupefacientes de la Comisaría de Policía de Ourense, al no dar resultado la vigilancia en la zona, decidieron montar un operativo.

Para ello, decidieron introducir en el zulo una bolsa de plástico con azúcar y al lado, dejaron una nota manuscrita. En ella, comunicaban al autor de la droga el hallazgo y dejaban escrito un número de teléfono -que era del subinspector del grupo de policía- donde le invitaban a reunirse si quería recuperar la droga.

Seis días más tarde, el acusado llamó al teléfono, “manifestando su intención de negociar para recuperarla”. El acuerdo incluía el pago de 5.000 euros para poder recuperar la droga.

Finalmente, el hombre fue detenido el 21 del citado mes, cuando procedía a entrar en un club situado en la localidad de Xinzo de Limia. Durante su arresto, los agentes hallaron sustancias estupefacientes, en concreto cocaína.

La defensa había interesado la nulidad de todo lo actuado, al entender que las pruebas habían sido ilícitamente obtenidas, al ser fruto de un delito provocado. No obstante, la Audiencia concluye que, pese a la actuación engañosa, el delito existe “por la libre decisión del acusado”, al poseer dichas drogas que pensaba destinar a su venta.

Comentarios