martes 26/10/21
GAL-JUSTICIA BALTAR

Baltar explica las presuntas irregularidades en 104 contrataciones

El expresidente de la Diputación y del PP de Ourense José Luis Baltar comparece estes lunes ante la justicia para explicar las presuntas irregularidades en 104 contrataciones hace cuatro años, poco antes del congreso provincial de su partido.

El expresidente de la Diputación y del PP de Ourense José Luis Baltar comparece este lunes ante la justicia para explicar las presuntas irregularidades en 104 contrataciones hace cuatro años, poco antes del congreso provincial de su partido.


El ex barón ourensano, actualmente jubilado, está acusado de un delito continuado de prevaricación, por 104 contrataciones entre enero y marzo de 2010 año, semanas antes de la celebración del congreso en que venció su hijo y actual presidente de la institución Manuel Baltar.


En el juicio, que se desarrollará del 30 de junio al 4 de julio en la Audiencia provincial de Ourense, en sustitución de la sala de lo Penal por cuestiones de espacio, según el Tribunal Superior de Justicia de Galicia (TSJG), tienen previsto intervenir más de setenta personas, entre ellas jefes de servicio, alcaldes y algunos de los supuestos 'enchufados' durante su gestión al frente de la Diputación provincial.


Baltar será el primero en sentarse en el banquillo de los acusados a partir de las 09:30 horas en una vista oral que debería contar con las declaraciones de los testigos pedidos por el la Fisclía, la acusación ejercida por el PSOE -dieciséis alcaldes-, el sindicato Manos Limpias y la defensa.


La vista oral ha sido convocada después de que en septiembre pasado el Juzgado concluyera la investigación.


El PSOE, que había denunciado ante la Fiscalía la oleada de contrataciones, solicita diez años de inhabilitación para el expresidente que se denominó en varias ocasiones como el "cacique bueno".


A raíz de ello, el fiscal jefe de Ourense, Florentino Delgado, abrió una querella penal contra el expresidente de la Diputación tras una denuncia del PSOE de dos años antes, que registró en el Juzgado de instrucción número uno el escrito de acusación.


En ella, aludía a que esos contratos "se realizaron con ausencia del procedimiento de contratación en los términos que exige el ordenamiento jurídico" y "prescindiendo de todo principio de igualdad, mérito, capacidad y publicidad" y con "desprecio absoluto" por la ley de Régimen Local.


"En ninguno de los casos de las 104 contrataciones señaladas existió previa convocatoria u efecto en el BOP", según el texto, que indica que en la mayor parte de contrataciones había "una petición a la presidencia por parte de los responsables de los diferentes servicio a los que finalmente fueron asignadas las personas contratadas".


En su única declaración ante el magistrado, el propio Baltar manifestó que desconocía el procedimiento administrativo y declaró que eran otros los responsables de tramitar los expedientes de contratación del personal.


Baltar declaró en el Juzgado, después de conseguir acceder entre el tumulto de gente, ante la falta de fuerzas de seguridad.


El funcionario, hijo del expresidente de la Diputación de Lugo, Francisco Cacharro, apuntó entonces a Baltar, al asegurar que éste no había cumplido con los "trámites legales" de la ordenanza de contratación, al no hacer "el anuncio público" y por tanto no se cumplió con el requisito de publicidad.


En la primera sesión del juicio el magistrado deberá tomar declaración al acusado y a nueve testigos, entre ellos el secretario general de la Diputación, Francisco Cacharro; el exinterventor de la institución José María Baños; y la directora del Teatro Principal y exnuera de Baltar, Olga M.


El segundo y tercer día de la vista oral están reservados para personal contratado y la cuarta jornada está programada la intervención de dieciséis alcaldes de la provincia.


El último día se procederá a la lectura de informes y las conclusiones de los podría constituir uno de los juicios más mediáticos de estos últimos años en Ourense.


La jueza de Lugo, Pilar de Lara, que había imputado hace unos días a Baltar por unos supuestos cobros de Vendex, tendrá que esperar.


Baltar, residente de la Diputación entre 1990 y el 2012, no podrá declarar así en Lugo, como pretendía la jueza que instruye la causa de la operación Pokémon, que le imputa un delito de cohecho.

Comentarios