jueves 21/10/21

El CHUO participa en un ensayo clínico de vacuna ARN contra el cáncer colorrectal

El servicio de oncología del área sanitaria de Ourense, Verín y O Barco de Valdeorras participa en la fase dos del ensayo clínico de la vacuna para prevenir recaídas del cáncer colorrectal, que desarrolla la empresa BioNTech con la tecnología de ARN mensajero que se utilizó, por primera vez, en su vacuna frente al covid, han señalado fuentes del complejo hospitalario. 

vacuna6

El servicio de oncología del área sanitaria de Ourense, Verín y O Barco de Valdeorras participa en la fase dos del ensayo clínico de la vacuna para prevenir recaídas del cáncer colorrectal, que desarrolla la empresa BioNTech con la tecnología de ARN mensajero que se utilizó, por primera vez, en su vacuna frente al covid, han señalado fuentes del complejo hospitalario.

El objetivo de este "innovador" estudio, han señalado fuentes hospitalarias, es encontrar una terapia inmunológica de precisión, que permita conseguir una vacuna personalizada para cada paciente. En este caso, esta terapia va dirigida a aquellos a los que, tras una prueba altamente específica, biopsia líquida, se determine el riesgo de recaída.

En un comunicado remitido a los medios, fuentes hospitalarias han señalado que el cáncer colorrectal, tras ser operado en los dos primeros estados de esta enfermedad, II de alto riesgo y III, recibe quimioterapia para evitar que el tumor recaiga.

No obstante, la oncóloga del CHUO y responsable del ensayo clínico, Ana Fernández Montes, ha explicado que “en el subgrupo en el que detectamos ADN tumoral circulante en sangre, existe un alto riesgo de que el tumor recaiga a pesar de recibir quimioterapia”.

Por eso, "una de las vías de investigación de vanguardia en este momento es el diseño de vacunas de ARN, que en este caso vienen de la mano de la empresa BioNTech”, dice la oncóloga.

En total, catorce pacientes orensanos participan en el “innovador” estudio que busca una terapia inmunológica de precisión. No en vano, la quimioterapia “no siempre es eficaz” en algunos pacientes de alto riesgo, para quienes hasta ahora la única opción es “extremar la vigilancia y control”, abunda la oncóloga.

Los pacientes son seleccionados en función del riesgo de recaída del tumor, que se determina antes de iniciar el tratamiento de quimioterapia mediante una biopsia líquida, que “de ser positiva, en función de las mutaciones” servirá para diseñar una vacuna específica para cada enfermo.” explica Montes.

De los trece hospitales que participan en el ensayo en España, tres son gallegos, sumándose al de Ourense los de Santiago de Compostela y A Coruña, que también forman parte del selecto grupo integrado por el Clinic, Val d’Hebron y Santa Creu i San Pau, de Barcelona; los hospitales La Paz, San Carlos y Gregorio Marañón de Madrid; y la Clínica Universitaria de Navarra, el Hospital General de Valencia, el Miguel Servet de Zaragoza o el Centro Integral Oncológico Clara Campal (CIOCC) de Madrid.

Comentarios