martes 18/5/21

Conduce drogado un coche robado, sin carné y en sentido contrario

La Guardia Civil detuvo en Ourense a un hombre, vecino de Portugal, que conducía, bajo los efectos de drogas y sin carné de conducir, un coche robado con el que circuló por sentido contrario en un tramo de la provincia de Zamora de la Autovía Rías Baixas (A-52), y para quien el juez ha decretado su ingreso en prisión.

 
guardia-civil56

La Guardia Civil detuvo en Ourense a un hombre, vecino de Portugal, que conducía, bajo los efectos de drogas y sin carné de conducir, un coche robado con el que circuló por sentido contrario en un tramo de la provincia de Zamora de la Autovía Rías Baixas (A-52), y para quien el juez ha decretado su ingreso en prisión.

La detención se produjo después de que el detenido, tras huir de una patrulla de tráfico que intentó darle el alto, sufriera un accidente de tráfico con el vehículo con el que se dio a la fuga en el término municipal de Vilardevós (Ourense), según ha informado este miércoles la Guardia Civil de Zamora en un comunicado.

Tras ese siniestro, al conductor se le practicó la prueba de detección de presencia de drogas, que dio resultado positivo en consumo de cocaína y metanfetaminas.

Los hechos difundidos este miércoles se produjeron el pasado sábado día 10, cuando una patrulla de Tráfico de la Guardia Civil de Puebla de Sanabria (Zamora) observó cómo el turismo en el que viajaba el detenido circuló en sentido contrario por la autovía unos 500 metros.

En ese trayecto se cruzó con otros dos vehículos, con el peligro que eso supuso, y finalmente, cambió el sentido de la marcha tras advertir la presencia de los agentes y continuó el camino ya por el sentido correcto pero sin atender a las señales de los agentes para que parara el vehículo y circulando a una velocidad excesiva.

La Central Operativa de Tráfico de la Guardia Civil de Zamora activó el protocolo para intentar detener el vehículo y dio aviso de ello a la Central Operativa de Tráfico de Ourense para que le apoyara en esa labor.

Tras detener al conductor después del accidente, la Guardia Civil consultó la base policial y comprobó que el vehículo accidentado figuraba como sustraído en el sur de Francia el pasado 6 de abril.

Por ello, el conductor ha sido detenido como supuesto autor de delitos contra la seguridad vial por conducción temeraria, conducir un vehículo a motor bajo los efectos de drogas, conducir un vehículo a motor sin permiso de conducción y otro por hurto de vehículo a motor.

Las diligencias ya han sido puestas a disposición judicial y el juez ha decretado su ingreso en prisión, según ha precisado el Instituto armado. 

Comentarios