sábado 4/12/21
Sucesos fraude

Dos detenidos como presuntas autores de 40 fraudes de flujo eléctrico

Miembros del Cuerpo de la Policía Nacional de Ourense han detenido a dos personas en la ciudad como presuntas autoras de 40 fraudes de fluido eléctrico, así como 71 estafas y otras tantas falsedades documentales.

Miembros del Cuerpo de la Policía Nacional de Ourense han detenido a dos personas en la ciudad como presuntas autoras de 40 fraudes de fluido eléctrico, así como 71 estafas y otras tantas falsedades documentales.
Según informó la Comisaría Provincial, la investigación se inició a raíz de un incendio en un contador de luz instalado en un local de ocio, donde personal de Unión Fenosa observó que estaba manipulado, contabilizándose únicamente "una tercera parte de la energía que realmente se consumía", según fuentes policiales.


En total, miembros de la compañía y de la policía detectaron 40 contadores manipulados y localizaron por el momento a 71 perjudicados por estafa y falsedad documental.


En las investigaciones, la policía identificó a un responsable comercial de una colaboradora oficial -que son los que se encargan de realizar los contratos- que ofrecía a los clientes una "tarifa plana fraudulenta", por la que "se abonaría mes a mes, revisable a fin de año y que suponía un ahorro de un 20%, sobre la tarifa que hasta ese momento pagaban los clientes".


Así, una parte de la energía la abonaba el cliente a Iberdrola mediante recibo bancario y la otra era abonada también por banco a esta colaboradora de Iberdrola.


En el mes siguiente a la contratación, el recibo que pasaba Iberdrola suponía entre la mitad y una tercera parte de la que pagaban.


Para ello, a los pocos días de recibir la factura, recibían un cargo de la empresa colaboradora por una cantidad que una vez sumada a la que había pagado a la eléctrica, daba como resultado la cantidad establecida como tarifa plana.


Para "enmascarar la reducción en el consumo de energía de cada cliente", fuentes policiales han señalado que "se manipulaban los contadores", de tal manera que "únicamente contabilizara una tercera parte o la mitad de la energía que realmente se consumía".


Posteriormente personal de Fenosa, leía lo que marcaba el contador y se lo comunicaba a Iberdrola, que facturaba a continuación a los clientes.


Una vez emitida la factura mensual, alguien de la colaboradora accedía a la base de datos de Iberdrola y hacía llegar vía recibo bancario, la cantidad que debía ser abonada.


Los detenidos por el momento son el jefe y el responsable de los comerciales en Ourense de una oficina colaboradora oficial de Iberdrola, con sede en Vigo (Pontevedra), con quien la compañía ha rescindido el contrato.


La Comisaría de Ourense continúa la investigación abierta a fin de identificar a todos los que implicados y conocer el número total de afectados por esta estafa, han concluido estas mismas fuentes.

Dos detenidos como presuntas autores de 40 fraudes de flujo eléctrico
Comentarios