lunes. 17.06.2024

El alcalde de O Barco de Valdeorras, Alfredo García, quien prestó este martes declaración como imputado en un presunto caso de prevaricación y malversación de fondos públicos derivados de los servicios de la ORA, ha asegurado esta tarde que tiene "la conciencia tranquila", según sus propias palabras, con la gestión municipal.

 

García, quien prestó declaración durante un espacio de dos horas, contestó a las preguntas realizadas por el juez y por la acusación, que ejerce el Partido Popular, partido que interpuso la denuncia sobre supuestas irregularidades en la ORA y la limpieza de edificios municipales, que durante meses estuvieron trabajando sin contrato.

 

El regidor acudió al edificio judicial acompañado de varios concejales y cargos socialistas de la comarca. En declaraciones a Efe, ha manifestado que está "absolutamente tranquilo", en su convencimiento de que aunque hubiera errores administrativos, no hubo ningún tipo de delito.

 

"Entre los años 2009 y 2011 hubo un volumen de trabajo absolutamente inasumible", relativo a solicitudes del Plan E, subvenciones públicas, motivo por el cual "se dio prioridad" a otras cuestiones, ha explicado.

 

La imputación del alcalde socialista se produjo a raíz de una denuncia interpuesta el pasado mes de abril por el PP contra el alcalde por presuntas ilegalidades detectadas en la concesión de la zona ORA y en el servicio de limpieza municipal.

 

En el primer caso, los populares denunciaron que la empresa Dornier llevaba cinco años prestando el servicio sin contrato (el contrato era por dos años), periodo durante el cual "se ampliaron calles con zona azul", a pesar de que la empresa no ingresaba el canon correspondiente porque la prestación decía que era deficitario.

 

En el caso de la limpieza, los trabajadores estuvieron prestando servicios "en los treinta meses siguientes" a haber caducado el contrato, motivo por el que se han levantado hasta "69 reparos" a este servicio, ha detallado el portavoz popular Moisés Blanco. A este respecto, el regidor barquense, quien se ha mostrado "absolutamente tranquilo" por este proceso, ha acusado a los populares de "querer judicializar la vida política de este Ayuntamiento".

 

Asimismo, ha pedido "que se deje trabajar a la justicia" y ha añadido que "contestaré a todas las preguntas" una vez que se pronuncie el juez, "pero no antes" porque antes estaría contaminando el proceso judicial, ha advertido.

 

El regidor ha mostrado su convencimiento de que "ha quedado claro por las declaraciones de los técnicos y la mía que esta situación se debió a un cúmulo de circunstancias" lo que hizo que "se retrasasen expedientes". No obstante, ha advertido de que esta situación "no quiere decir que el Ayuntamiento estuviese a la deriva" sino que se priorizaron otras cuestiones. El regidor socialista prestó declaración después de que lo hayan hecho los técnicos. Por el momento, han declarado por estos hechos cinco técnicos, entre ellos dos interventores y un secretario municipal.

 

El alcalde de O Barco dice estar "tranquilo" tras responder por prevaricación