lunes. 04.03.2024

El informe anual del Defensor del Pueblo advierte sobre la situación de las minas pizarreras de Valdeorras (Ourense) y de la degradación ambiental por el abandono de una mina de cobre y oro en Touro (A Coruña), quejándose en ambos casos de la falta de colaboración por parte de las administraciones competentes. Pese a que la Consellería de Economía e Industria de la Xunta de Galicia indica que la situación de la mina en Touro es "correcta", el Defensor afirma que se dispone de material fotográfico que "muestra las condiciones reales de la zona".

 

Se ha pedido más información, que aclare las medidas previstas para evitar la contaminación de las aguas por escorrentía así como los vertidos o depósitos irregulares y mejorar así la seguridad en la mina mediante nuevos vallados o canalizaciones, añade el informe que ha entregado hoy el Defensor, Soledad Becerril, a las Cortes. Por otro lado, informa de que prosiguen las actuaciones por la contaminación de un manantial en Porto do Son (A Coruña), "obstaculizadas por el ayuntamiento, que aún no ha proporcionado la información solicitada". Sobre las minas pizarreras de Valdeorras, explica que de lo informado por la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil, "se aprecia retraso, a veces de más de cuatro años, en la comprobación del cumplimiento de las obligaciones de restauración de los daños y perjuicios producidos al dominio público hidráulico en la zona explotada".

 

La Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras, de la Xunta de Galicia, "no conoce con precisión" el estado de las explotaciones mineras en el municipio de Carballeda de Valdeorras (Ourense). "La ley no considera evaluación ambiental sólo a la que tiene lugar en el procedimiento reglado de evaluación de proyectos; no la denomina trámite ambiental, pues es bastante más que un trámite; y de la ley se deduce qué sentido tiene evaluar ambientalmente un proyecto ya ejecutado".

 

Ha sido preciso recordar al órgano autonómico ambiental que las atribuciones de la Consellería de Economía e Industria no privan de las suyas al órgano ambiental, y que este siempre es competente para preguntar al órgano de minas, instarle, recabar información, incluso denunciar actos y exigir el cumplimiento de las leyes. En suma, le compete siempre saber y conocer qué está ocurriendo con las explotaciones mineras en Carballeda de Valdeorras (Ourense). La citada Consellería aún no ha informado, pese a habérsele requerido dos veces, concluye el Defensor.

 

El Defensor del Pueblo alerta sobre el estado de minas de Valdeorras y Touro