sábado 16/10/21
Ourense

El fiscal jefe no aprecia cohecho en Baltar y cree que puede haber "venganza"

El Ministerio Público ha rechazado la existencia del más "mínimo indicio racional" de un posible delito de cohecho atribuible al presidente de la Diputación de Ourense, Manuel Baltar, y sí aprecia un supuesto interés de "venganza" por parte de la denunciante al "verse burlada" en sus pretensiones a la hora de conseguir una plaza en la institución provincial que éste dirige.

El Ministerio Público ha rechazado la existencia del más "mínimo indicio racional" de un posible delito de cohecho atribuible al presidente de la Diputación de Ourense, Manuel Baltar, y sí aprecia un supuesto interés de "venganza" por parte de la denunciante al "verse burlada" en sus pretensiones a la hora de conseguir una plaza en la institución provincial que éste dirige. El fiscal ha hecho esta consideración en el recurso que ha presentado contra el auto emitido por la titular del Juzgado de Instrucción número tres de Ourense por posible delito de cohecho por parte de ambos, han informado a Efe fuentes jurídicas.

 

El Ministerio Público había avanzado la presentación de un recurso contra el auto dictado. En él, la jueza acordó citar tanto a Baltar como a la mujer que lo denunció por ofrecerle éste, supuestamente, un trabajo a cambio de sexo. Los llama a ambos en calidad de investigados por un posible "delito de cohecho" y tráfico de influencias, por entender que de las conversaciones se desprende que el presidente provincial "se compromete a proporcionarle un trabajo", y descarta el delito solicitado inicialmente de acoso sexual, al no quedar acreditado. No obstante, el fiscal jefe de Ourense argumenta que no existe ni "el mínimo indicio racional" de delito por parte de Baltar, por lo que pide el archivo de la causa.

 

En el recurso facilitado por fuentes de la Fiscalía, el fiscal jefe razona que las conclusiones emitidas por la jueza "parten de una consideración valorativa" de unos hechos que "en realidad, no existen o son meras conjeturas sin más apoyo que una valoración en la que los indicios se sustituyen por la mera alegación de la denunciante".

 

El máximo responsable de la Fiscalía en Ourense -el mismo que llevó el proceso que condenó a Baltar padre- no ve rastro de ilícito penal en el caso del hijo y deduce que la actuación de la particular, T. F. C., es" claramente sospechosa de una venganza por no haber logrado su ilícito e ilegal objetivo, llegando al extremo de la auto-inculpación para lograr el avieso fin procesal de instrumentalizar un procedimiento penal".

 

"La propia denunciante señala sin rubor alguno que éste era su objetivo en una evidente manifestación auto-inculpatoria, señalando, en su versión unilateral, que tenía un pacto con el entonces presidente" José Luis Baltar Pumar, al que sucedió Manuel Baltar tiempo más tarde. Por lo que respecta al tráfico de influencias, añade Florentino Delgado que la acción tiene que estar dirigida a "conseguir una resolución beneficiosa", que no se habría producido en este caso, ya que la mujer no tuvo tal puesto.

 

Por todo lo expuesto, reclama el archivo de las actuaciones para ambos "por no quedar acreditados -los hechos- con indicio mínimo racional" y expone que, como mucho, sea citada la denunciante en calidad de testigo. Por el momento, la jueza había convocado a ambos en calidad de investigados para el próximo 10 de marzo, primero a ella, que tendrá que acudir a las diez de la mañana, y posteriormente a Baltar, a las doce.

Comentarios