viernes. 09.12.2022

El ourensano Pablo Rivero Madriñán estrena en Madrid "Cuarteto"

El director de escena y actor Pablo Rivero Madriñán estrena "Cuarteto" de Heiner Müller, una historia de amor y compromiso, llevada hasta sus últimas consecuencias, informa la organización.

El director de escena y actor Pablo Rivero Madriñán estrena "Cuarteto" de Heiner Müller, una historia de amor y compromiso, llevada hasta sus últimas consecuencias, informa la organización. "Cuarteto" podrá verse los días 5, 6 y 7 de junio a las 20:30 horas, en LaZonakubik (venta de entradas). También se representará los días 10, 11, 17 y 18 de junio en Nave 73 (venta de entradas).

 

Esta producción cuenta con la colaboración del Goethe-Institut, institución internacional que presta especial atención a las tendencias más actuales y al diálogo con creadores y promotores de la cultura españoles. Müller reúne en "Cuarteto" a los protagonistas de "Las Amistades Peligrosas" (escrita en 1782 por Choderlos de Laclos). Doscientos años más tarde el dramaturgo alemán transforma, tanto en su contenido como en su forma, la acción compleja de Laclos para plantear un juego eterno, el del Amor y la Muerte. Entre sus zarpazos y reproches, los de Merteuil y Valmont, los de Valmont y Merteuil, se destila la más bella de las relaciones, el mayor de los compromisos y el más grande de los sacrificios.

 

El texto de Müller, traducido al español por Jorge Riechmann, ubica la acción en los años previos a la revolución francesa; o tal vez los posteriores, al final de esta civilización. Madame de Merteuil y el Vizconde de Valmont comparten sus deseos y frustraciones, enclaustrados en un espacio ajeno al mundo exterior. Son dos seres humanos, hombre y mujer, que viven encerrados en un mundo realizado a su medida. Un espacio seguro, claustrofóbico en el que solo son víctimas de sus propios conflictos. Sus deseos de comunicación y la imposibilidad de conseguir la misma generan en los dos personajes un estado de frustración inmenso que les lleva a ser monstruosos y crueles con su compañero y con ellos mismos.

 

En este estado de hastío y necesidad juegan a ser ellos mismos, el otro, o cualquiera de sus pretendientes-víctimas en la encarnizada relación social del mundo que recuerdan, inventan o interpretan. Según palabras de su director, Pablo Rivero Madriñán, comprometerse y ser coherente con ese compromiso produce dolor y gozo. Encontrar equilibrio en tan inestables aguas no es una tarea sencilla y tampoco es apta para todos los jugadores. Las consecuencias pueden resultar irreparables. Sin embargo no jugar a ese juego puede significar la condena a la soledad, concluye.

El ourensano Pablo Rivero Madriñán estrena en Madrid "Cuarteto"
Comentarios