miércoles 25/5/22

El policía jubilado juzgado en Ourense por coches robados exculpa a su pareja

El policía jubilado juzgado en Ourense por estar acusado de tener armas y coches robados en fincas y viviendas de su propiedad ha desvinculado hoy de estos hechos a su pareja, que se sienta en el banquillo, al argumentar que no tenía conocimiento alguno. 

El policía jubilado juzgado en Ourense por estar acusado de tener armas y coches robados en fincas y viviendas de su propiedad ha desvinculado hoy de estos hechos a su pareja, que se sienta en el banquillo, al argumentar que no tenía conocimiento alguno. En su alegato final, antes de quedar el juicio visto para sentencia, el acusado ha subrayado que su compañera, Clara Inés G.M., de 49 años, era "ajena a todo esto" y que "no era sabedora de nada", puesto que "se dedicaba únicamente a su trabajo".

 

El hombre, Manuel V. M., de 70 años, está acusado de tenencia ilícita de armas, delito continuado de receptación, tenencia de útiles para la falsificación, explosivos y armas de fuego; así como falsificación en documento oficial. Solo ha roto su silencio en el segundo y último día de juicio, después de que ayer se acogiese a su derecho a no declarar. En concreto, la fiscalía lo acusa de robos y estafas a compañías aseguradoras de Portugal y también de Galicia, unos hechos por los que se encuentra acusada su pareja como colaboradora y "perfecta conocedora".

 

En la sesión celebrada este jueves, los testigos llamados por la defensa han asegurado que mantenían "una relación comercial" con el acusado, a quien le encargaban piezas para vehículos y reparaciones. La defensa centró su argumentación en que los coches que le fueron entregados al acusado eran para arreglar, mientras que las armas y cartuchos "pertenecieron a su padre" y "las conservó como recuerdo", un argumento "poco creíble", según el Ministerio Fiscal. Para el fiscal resulta "poco creíble" que tuviera un taller donde realizaba todo tipo de trabajos, una opinión a la que se adhirió la acusación particular, al ver curioso que uno de los testigos diga que le dio el coche a un primo y que "luego su primo denunció por robo".

 

La defensa, quien ha requerido de nuevo la nulidad del proceso, ha solicitado la libre absolución. Ha atribuido los objetos encontrados a los propios de una persona que realiza "chapuzas" y a la realización de trabajos "en plan compadreo", pero no a un hecho delictivo. En los registros, la Guardia Civil halló un BMW valorado en 20.000 euros, un Audi con matrícula falsa y un Mercedes, todos denunciados como robados en Chaves (Portugal); además de numerosos documentos, cartuchos de dinamita y armas. El fiscal ha ratificado, en sus conclusiones, la petición de casi 15 años de prisión por tenencia de munición de varios calibres, explosivos, matrículas falsas y hasta media docena de vehículos Audi, Mercedes y BMW.

 

El policía jubilado juzgado en Ourense por coches robados exculpa a su pareja
Comentarios