lunes. 15.07.2024

La plataforma de los emigrantes retornados de Ourense que sufrieron el cobro de multas por parte de Hacienda en los últimos meses, ha salido nuevamente a la calle para protestar por las multas y el cobro de intereses por las pensiones del extranjero y avanzan una nueva movilización en la capital para el próximo 11 de febrero. En una concentración realizada delante del consistorio ourensano, coincidiendo con la celebración del pleno, un grupo de afectados ha pedido la derogación de la ley para no tener que realizar la declaración correspondiente a los años comprendidos de 2008 a 2013. Así, la portavoz de la plataforma en Ourense, Carmen Bolaño, ha explicado que ya se han iniciado los trámites para reclamar la devolución del dinero cobrado.

 

Actualmente han rellenado más de 200 impresos para solicitar la devolución. Según asegura, Hacienda no les ha facilitado el acceso a los impresos a pesar de que en la provincia orensana hay personas "a las que descontaron cuantías de 52.000 euros a 14.000 euros". Además, han acusado al delegado de la Xunta en Ourense, Rogelio Martínez, de "mentir al decir que la Xunta y Hacienda ofrecen ayuda a los retornados para reclamar las multas impuestas injustamente" y ha considerado una "ignominia" la postura del Gobierno hacia estas personas, que tienen "setenta, ochenta años" y que trabajaron toda su vida en el extranjero. Uno de los afectados, Celso Iglesias, quien residió treinta años en Suiza, ha asegurado hoy que nunca les advirtieron de que tenían que declarar en España. "Pregunté durante tres años y nunca nos dijeron que teníamos que declarar, hasta que recibimos los papeles advirtiéndonos de que si no pagábamos, embargo", ha relatado.

 

En un escrito facilitado al grupo de gobierno de Ourense, los afectados piden "el apoyo institucional a todas las fuerzas políticas", en nombre de los 52.000 emigrantes retornados de la provincia de Ourense. Los afectados critican en este texto el contenido de la ley "que trata de forma injusta y discriminatoria a nuestro colectivo, que se siente ahogado y perseguido económicamente por el actual gobierno", y piden que se reconozcan de oficio las pensiones de invalidez tras asegurar que no son defraudadores. La movilización tendrá lugar el próximo miércoles 11 de febrero y saldrá del pabellón de Os Remedios de la ciudad.

 

Emigrantes retornados critican las multas y convocan una protesta el día 11