domingo 23/1/22

Efectivos de la Guardia Civil investigan un vehículo que ha aparecido calcinado en el municipio ourensano de A Veiga, y que corresponde al de un ciudadano holandés desaparecido en enero de 2010, según han informado fuentes policiales. El vehículo fue localizado durante la tarde de ayer cuando el helicóptero de la Guardia Civil sobrevolaba la zona forestal de As Touzas da Azoreira, en esta localidad, mientras realizaba labores de control de incendios.

 

En una área de pinares, en un cruce de caminos, estaba escondido el vehículo, un coche característico de los que existe un número muy reducido en España, por lo que se confirma que es del holandés desaparecido, que en el momento de su ausencia conducía un Chevrolet Blazer. A las seis y diez de esta tarde se acercaron hasta el lugar de los hechos efectivos de la policía judicial y expertos en inspección ocular que han analizado el vehículo y la zona cercana en busca de más pruebas que ayuden en la investigación, y alrededor de las ocho de la tarde ambos efectivos se han retirado.

 

Según ha trascendido de fuentes de la investigación, en el interior del coche no habría restos humanos, aunque efectivos de la Guardia Civil continúan a estas horas en el lugar de los hechos. A este ciudadano de 52 años, Martín Verfondern, se le perdió la pista el 19 de enero de 2010 en la localidad ourensana de Petín, donde residía. En sus labores de búsqueda, intervinieron la Guardia Civil de España y la de Portugal, además de un amplio dispositivo compuesto por miembros de la Unidad Aérea de la Guardia Civil de A Coruña, un equipo del GEAS de A Coruña, y personal de la policía judicial de Ourense, que participaron en su búsqueda con zodiac y cámaras térmicas

Hallan en Ourense un vehículo calcinado que podría ser el de un desaparecido
Comentarios