sábado. 25.05.2024

Agentes de la Guardia Civil, en colaboración con la Policía Local, detuvieron el pasado domingo a un joven belga que conducía una motocicleta con una matrícula falsa y llevaba consigo sustancias estupefacientes.

El vehículo en cuestión presentaba una placa de matrícula, pero los agentes descubrieron que el chasis correspondía a otro vehículo con matrícula española. Esta revelación condujo a la sospecha de un presunto delito de falsedad documental.

El arresto se llevó a cabo gracias a la alerta de un testigo que llamó a emergencias al ver al motociclista circulando en dirección contraria por la N-120. Los agentes interceptaron al individuo en el kilómetro 571 de dicha vía en Ourense.

La detención tuvo lugar cerca de la zona conocida como Torres do Pino, y sorprendentemente, el joven no estaba solo, ya que otro motociclista con matrículas belgas lo acompañaba.

Durante la operación, los agentes incautaron dos pequeñas bolsas de sustancias estupefacientes en posesión del detenido.

El conductor, de nacionalidad belga, fue llevado ante la justicia como presunto responsable de falsedad documental. Además, se le impuso una denuncia administrativa por posesión ilegal de drogas.

Debido a su conducta delictiva, el joven podría enfrentar penas de prisión que oscilan entre seis meses y un año, así como multas de tres a seis meses. El vehículo fue puesto bajo custodia judicial en el depósito municipal de la Policía Local de Ourense.

Es importante destacar que este incidente representa el segundo caso en pocos días en el que se intercepta a un conductor relacionado con drogas en la ciudad de Ourense.

Interceptado en Ourense circulando en sentido contrario, con matrículas falsas y droga