sábado 15/5/21

Manuel Baltar: “Ha llegado el momento de que el rural ejerza su capacidad de liderazgo"

Desde el Senado, en el foro “La España despoblada”, el presidente de la Diputación de Ourense abogó por “cambiar el enfoque y prepararnos para lo que viene después de esta pandemia, no para lo que tenemos ahora”. 
manuel-baltar-demografia

El presidente de la Diputación de Ourense, Manuel Baltar, defiende que “ha llegado el momento de que el rural ejerza su capacidad de liderazgo en una España que mayoritariamente tiene esta condición territorial, pero debe creérselo y sobre todo comunicarlo ante las administraciones públicas y la sociedad en general”. Baltar, que abogó por “cambiar el enfoque y prepararnos para lo que viene después de esta pandemia, no para lo que tenemos ahora”, participó en el foro “Los avances de la España despoblada” junto con la alcaldesa de Montoro (Córdoba) y vicepresidenta de la Federación Española de Municipios con Embalses, y Luis Sáez de Jáuregui, vicepresidente de la Fundación AXA, encuentro transmitido por vía telemática y organizado por la institución Next Educación, cuyo presidente, Manuel Campo Vidal, moderó el debate. 

En el salón de los pasos perdidos del Senado, lugar desde el que se emitió el foro el pasado martes, Manuel Baltar afirmó que “dos años después del nacimiento del movimiento por la España despoblada, hoy estamos en la buena dirección, pues hemos pasado de reivindicar el rural en la calle a plantear esta cuestión abiertamente en la Cámara Alta ante la vicepresidenta cuarta del Gobierno, la presidenta del Senado y en una institución del Estado, refiriéndose así al reciente acto de presentación del “Estudio de percepción de los avances realizados en la España Despoblada desde el 31 de marzo de 2019”, fecha de la gran manifestación que tuvo lugar en Madrid. Un encuentro en el que ante representantes políticos, institucionales y sociales de todo el Estado, así como de los citados cargos, Baltar pidió que se legisle con perspectiva demográfica. 

Tecnología, conectividad, empleo, salud, movilidad, energía y política fueron algunas de las perspectivas abordadas por los participantes en el foro, donde el presidente provincial destacó que “en este nuevo modelo de crecimiento económico las interrogantes a responder son cómo y hacia dónde vamos a crecer, sin que prevalezca el criterio de la densidad de población, que siendo importante no es esencial, pues hablamos de ser efectivos, inteligentes, potenciar la digitalización y ser mejores, no más”. 

En este contexto, Baltar repasó algunas de las iniciativas desarrolladas desde la Diputación de Ourense, como el edificio Provincia Inteligente, “con una de las más altas concentraciones de empleo tecnológico del noroeste peninsular y que parte del concepto de trabajo en red con todos los concellos del territorio”. Un nuevo modelo de crecimiento sostenible, añadió, “donde trabajamos ya para ser referentes en empleo verde, diseñando una provincia orgánica llamada a ser una gran despensa agroalimentaria, y apostando por lo que Europa piensa que debe ser el territorio en el 2030, es decir, con más apoyo a agricultores y ganaderos, implementar la digitalización en el mundo rural y hablar de contratación ecológica pública”. Es decir, “prepararnos para lo que viene, porque no podemos ver las cosas con los ojos de antes de la pandemia”. 

 

En meses, subrayó Baltar, “no solo se abrirán nuevas oportunidades para el turismo con la llegada del AVE, sino también en otros ámbitos como el empleo y ahí debemos estar las administraciones como embajadores de nuestra tierra, para dar a conocer y promover nuevos nichos de trabajo en ámbitos como los servicios sociales, el termalismo o el medio ambiente”. 

 

Baltar declaró que “los gobiernos locales le están ganando el terreno a los parlamentos por agilidad, conocimiento del territorio y puesta en marcha de medidas efectivas”, expresando su deseo de que “la dinámica parlamentaria se impregne de este estilo de trabajo y tenga en cuenta al rural a la hora de realizar una segunda lectura de las leyes, porque la España rural es la España madre y la España urbana nace de los pueblos”. Una afirmación que enmarcó en la premisa de que “lo que es bueno para la España rural es bueno para la España urbana, pero lo que es bueno para la España urbana no es necesariamente bueno para la rural”.  

 

Diversidad territorial y conectividad 

 

Partiendo de la diversidad entre comunidades y provincias “cada territorio tiene que marcar cuáles son sus necesidades y su línea de desarrollo, ofreciendo recursos y competencias al municipalismo”, dijo Ana María Romero, poniendo como ejemplo de necesidad para su provincia (Córdoba) el abastecimiento de agua. Luis Sáez de Jáuregui afirmó por su parte que “ya está planteado el problema y ahora vamos a por las soluciones”, señalando que “las personas están en un proceso de deslocalización de su trabajo donde el rural tiene su papel, pero donde son fundamentales la tecnología, la conectividad y la capacidad de movilidad”. 

Comentarios