viernes 20/5/22
GAL-ENTROIDO OURENSE (Crónica)

"Mascarada ibérica" muestra el carnaval de montaña del noroeste peninsular

Los personajes del carnaval más ancestral de las zonas de montaña, entre los mejor conservados del noroeste peninsular y del norte de Portugal, han compartido ritos ancestrales en la primera 'Mascarada ibérica' celebrada este fin de semana en la zona oriental de Ourense.

Los personajes del carnaval más ancestral de las zonas de montaña, entre los mejor conservados del noroeste peninsular y del norte de Portugal, han compartido ritos ancestrales en la primera 'Mascarada ibérica' celebrada este fin de semana en la zona oriental de Ourense.


Se trata de un período en el que la población se permite la licencia de no regirse por normas civiles sino que cada cual aplica sus reglas propias.


Así, desafiando al frío invernal, los Jurrus de León, los Sidros de Asturias, los Caretos de Parada del norte de Portugal, los Troteiros de Bande, el entroido Ribeirao de Chantada en Lugo, los Boteiros de Viana do Bolo y Vilariño de Conso, y otros personajes carnavalescos de aldeas de montaña desfilaron este fin de semana.


Recorrieron las principales calles del casco histórico de sendas villas, compartiendo los placeres paganos previos a la liturgia del calendario cristiano de cuaresma.


Son personajes con señas de identidad propia que conforman la raíz del carnaval de zonas de montaña, una tradición que en España ha permanecido viva pese a los intentos de represión y que provocaron la desaparición de máscaras en muchos lugares.


Más allá de sus diferencias, numerosos antropólogos y estudiosos del carnaval coinciden en que todas estas máscaras comparten elementos comunes de una "cultura paneuropea" común de estas localidades de montaña.


El secretario de la Sociedad Antropológica gallega, Miguel Losada, explicó a Efe que el carnaval del denominado "triángulo mágico" orensano, conformado por Verín, Laza y Xinzo de Limia, tiene diferentes manifestaciones que comparten "raíces comunes" con otras parecidas en zonas del Tirol y en general en pueblos alpinos.


Procedentes de Alija del Infantado, en León, los "temidos" Jurrus (y los Birrias), una figura que escenifica la batalla del bien y del mal, comparte con otras figuras de la provincia orensana su traje blanco, y la máscara -que oculta el rostro- confeccionada de manera artesanal, atuendo que guarda similitudes al de los Vellarróns de Riós o los Troteiros de Bande.


En aquella época, estos personajes "jurraban" a todo aquel que no llevara disfraz, una tradición similar a la que realizan diferentes zonas de la provincia orensana, principalmente en el "triángulo mágico", además de Maceda, donde sus personajes se nutren de vejigas, bastones o fustas, que utilizan para "fustigar" a todo aquel que va sin disfraz o incluso como elemento erótico, para levantar la falda a las mujeres.


Otro personaje de este desfile, los Sidros, anuncian la proximidad de la comedia en Valdesoto, bailando con los vecinos a ritmo de esquilones (chocas gallegas) y máscaras.


Esta comitiva, conformada por "personajes tradicionales", relata "lo que había sucedido a lo largo de todo el año", ha explicado uno de los miembros de la asociación cultural, Felipe González, encargado de la recuperación de esta máscara.


Según la tradición, la comitiva hacía una representación por bares e iglesias en la que contaba lo más relevante del año y "recogían el aguinaldo" que después utilizaba para disfrutar de los placeres de la buena mesa.


Un caso similar al de los Boteiros de las zonas de Viana y de Vilariño de Conso, donde estas figuras acompañadas por los Foliones recorren los pueblos, una representación en la que se relataban "sucesos relevantes ocurridos a lo largo del año en la aldea".


Por parte gallega, los Foliones rurales de las zonas montañosas del oriente orensano, de Viana do Bolo, Manzaneda y de Vilariño, los personajes del Entroido Ribeirao de la Ribeira Sacra, así como las recuperadas figuras de los Troteiros de Bande, Vellarróns de Riós así como los Caretos del vecino Portugal completan esta ceremonia.


Esta jornada dará paso a uno de los ciclos festivos más largos del país y con ello, a los placeres gastronómicos en toda la provincia, el próximo fin de semana.


De hecho, el próximo domingo, la localidad orensana de Xinzo de Limia iniciará su ciclo mágico con el denominado domingo Fareleiro, al que seguirán ya en febrero el domingo Oleiro y Corredoiro, que dará paso a los días grandes del carnaval en la provincia orensana.


En toda la provincia, los vecinos y personajes se preparan para celebrar uno de los carnavales más ancestrales y de mayor tradición, con infinidad de actos.

"Mascarada ibérica" muestra el carnaval de montaña del noroeste peninsular
Comentarios