martes 30/11/21

Niega una agresión sexual en Ourense, mientras ella afirma que le pidió que parase

Un acusado de un supuesto delito de agresión sexual, que se enfrenta a nueve años de prisión por presuntamente violar a una mujer en el rellano de un portal, ha negado dichas acusaciones.

justicia8

Un acusado de un supuesto delito de agresión sexual, que se enfrenta a nueve años de prisión por presuntamente violar a una mujer en el rellano de un portal, ha negado dichas acusaciones y ha declarado que las relaciones fueron “consentidas” frente a la tesis de la Fiscalía.

El hombre se enfrenta a nueve años de cárcel -que la acusación particular eleva a diez- por un delito de agresión sexual, además de cinco años de libertad vigilada y otros nueve por orden de alejamiento.

Los hechos se remontan a septiembre de 2019, cuando el acusado y la mujer se conocieron de madrugada en una discoteca, tras lo cual entablaron conversación y empezaron a besarse hasta que, en un momento determinado y de mutuo acuerdo, ambos decidieron salir del local y se dirigieron a un portal.

Una vez en el rellano del mismo, el Ministerio Público considera que el acusado “guiado por el ánimo de satisfacer sus deseos sexuales y dejando patente su superioridad" con respecto a la víctima, la abofeteó y mantuvo relaciones sexuales con ella mientras la sujetaba por el cuello y le decía “puta, yo sé que te está gustando” llegando a eyacular en su interior.

Tras lo ocurrido, la víctima abandonó el lugar a toda prisa y llamó a dos amigos para pedirles ayuda. Como consecuencia de estos hechos, requirió atención psicológica y psiquiátrica y medicación por secuelas compatibles con un trastorno de estrés postraumático.

Durante el juicio celebrado en la Audiencia Provincial de Ourense, el acusado, quien ha negado las acusaciones, ha asegurado que ella no le manifestó ni verbalmente ni por gestos que no quisiese mantener relaciones sexuales.

“Fue una relación normal entre dos personas”, ha esgrimido el acusado, quien ha subrayado que “si lo hubiese hecho, habría interrumpido la relación”.

Por el contrario, la víctima que prestó declaración protegida por un biombo ha negado que hubiera dado su consentimiento. “Le dije varias veces que parara”. De hecho, siempre según su relato, sólo cuando supuestamente le dio una bofetada dejó de resistirse para que “acabara” ante la actitud violenta de él.

“Empecé a sentir miedo. No sólo era que no parara, sino que empezó a usar la violencia”, ha comentado la joven, quien ha aclarado que hubo un momento en que llegó a sentirse “bloqueada” hasta el punto de que se vio incapaz de gritar o de intentar huir.

Dos amigos de ella, que declararon en calidad de testigos, relataron que cuando ella les llamó encontraron a su amiga y compañera “llorando” en un portal y “en estado de shock”. “La vi descompuesta, casi no podía ni hablar”, comentó su amiga.

Un agente policial, que tomó declaración a la mujer, confirmó que la joven mostraba síntomas compatibles con un trastorno de estrés postraumático. “Estaba nerviosa, asustada y callada” y pidió “una orden de alejamiento de él porque tenía miedo”, manifestó el agente. Estado que también ratificó una profesional del Colegio de Psicólogos.

La defensa, que ha pedido la libre absolución para el encausado, ha puesto en entredicho el relato ofrecido por la joven y se ha remitido a los informes que ratifican que la mujer no presentaba las lesiones descritas por ella además de llamar la atención sobre el hecho de que ella no intentase pedir ayuda o huir.

Niega una agresión sexual en Ourense, mientras ella afirma que le pidió que parase
Comentarios