domingo. 03.07.2022

Ourense reabre parcialmente sus termas al aire libre tras dos años cerradas

El ayuntamiento de Ourense ha reabierto parcialmente las termas de la ciudad, con el llenado de agua termal de las pozas de Burga de Canedo y Outariz después de dos años cerradas, primero por la pandemia y después por su falta de adecuación a la Ley aprobada por el Gobierno gallego, que regulaba las condiciones de uso de los recintos termales.

/images/galerias/termas/muinoveiga.jpg

El ayuntamiento de Ourense ha reabierto parcialmente las termas de la ciudad, con el llenado de agua termal de las pozas de Burga de Canedo y Outariz después de dos años cerradas, primero por la pandemia y después por su falta de adecuación a la Ley aprobada por el Gobierno gallego, que regulaba las condiciones de uso de los recintos termales.

El alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, y la concejala de Termalismo, Flora Moure, han confirmado su reapertura durante una visita realizada esta tarde a las termas “en un fin de semana absolutamente mágico”, con la celebración del Campeonato de España de Atletismo en pista cubierta y la celebración del entroido orensano, “la primera gran fiesta masiva del Estado español desde la pandemia”; ha proclamado el regidor.

Durante la visita, el alcalde comprobó el resultado de los trabajos realizados, destacando la calidad de las instalaciones así como de su emplazamiento y “la pureza de sus aguas”. “Son un lujo total gratuito, que sólo se tiene en Ourense”, ha abundado.

A este respecto, la concejala Flora Moure ha destacado este "paso definitivo" después de un “intenso trabajo” realizado para poner en marcha esta "experiencia piloto" que ha obligado a adecuar el termalismo de Ourense a la nueva legislación.

“Estamos ante un paso definitivo, una experiencia piloto, para adecuar el termalismo de nuestra ciudad a la nueva legislación garantizando así la seguridad jurídica y sanitaria en uno de los grandes emblemas de nuestra ciudad”, ha apuntado.

La nueva normativa, anunciada por el consistorio, recoge que los bañistas sólo podrán bañarse durante media hora en los vasos. Además, se incluye la obligación de ducharse y prohibir el acceso a las instalaciones con elementos como vasos, botellas o cámaras de fotos.

Este acto se produce después de la tensión habida entre los dos socios de gobierno, PP y Democracia Ourensana el pasado mes de diciembre después de que no se pudiesen cumplir los plazos dictados por el alcalde para la reapertura de estos recintos.

Entonces, el regidor apuntó directamente al Partido Popular, su socio de gobierno del retraso en las obras y subrayó su decisión de asumir la gestión para agilizar la reapertura. El PP respondió a Jácome acusándole de pretender “denigrar la labor de su equipo de gobierno” por “su frustración” con su propia gestión.

Ourense reabre parcialmente sus termas al aire libre tras dos años cerradas
Comentarios