domingo 23/1/22
Justicia / Ourense

Rogelio Martínez adelanta que no se sentará en el banquillo como delegado de la Xunta

El delegado de la Xunta de Galicia en Ourense, Rogelio Martínez, ha asegurado este viernes que "tiene claro" que "no me voy a sentar en ningún banquillo siendo" responsable del Gobierno gallego en la provincia, en caso de que finalmente se abra proceso de juicio oral contra él por supuestas irregularidades en el cobro de subvenciones públicas.

El delegado de la Xunta de Galicia en Ourense, Rogelio Martínez, ha asegurado este viernes que "tiene claro" que "no me voy a sentar en ningún banquillo siendo" responsable del Gobierno gallego en la provincia, en caso de que finalmente se abra proceso de juicio oral contra él por supuestas irregularidades en el cobro de subvenciones públicas. Martínez, quien se ha manifestado "muy decepcionado" por la manera de cómo se ha llevado el proceso, ha cuestionado que alguien "se pueda sentar en el banquillo sin saber de qué va a ser acusado y de que en ese banquillo se puedan tener en cuenta argumentos" y "no se entre en el fondo de la cuestión".

 

Al finalizar la presentación de unas jornadas, el delegado de la Xunta ha manifestado respecto al último auto de la Audiencia Provincial que "lo único que hizo la sala es no atender los recursos presentados por los diez imputados y por el Ministerio Fiscal".

 

"Habrá que estudiar ese auto, lo veré esta tarde con el propio abogado, pero independientemente de los recursos, sigue el proceso", ha abundado Martínez, quien ha avanzado que a día de hoy "no hay ninguna decisión tomada" sobre una posible renuncia a su cargo por supuestas irregularidades en la gestión de fondos europeos. Durante su etapa como alcalde de Arnoia y en calidad de presidente de Ceivam, Martínez había certificado ayudas europeas del Plan Leader para la construcción de las instalaciones de una nave de biomasa en el municipio, hecho que fue denunciado por el PSOE y BNG, ambos personados en esta causa.

 

Tras cerca de siete años de proceso de instrucción, durante los cuales se cerró y reabrió la causa varias veces, el juzgado apreció posibles indicios delictivos en la gestión de los fondos públicos por el cobro de más de 51.000 euros correspondientes a subvenciones de obras financiadas por la Unión Europea que "nunca llegaron a ejecutarse". El titular del juzgado de Ribadavia -según dijo- deberá ahora solicitar a las partes el escrito de acusación, con los delitos que se les imputan a él y a los otros diez imputados, incluido el de la Fiscalía, que podría suponer la apertura de juicio oral.

 

A pesar de esta posibilidad, se agarra al escrito de la fiscalía quien pidió el sobreseimiento de la causa por una posible "prescripción" de los hechos. "La propia fiscalía decía en su argumento del recurso que no existen los delitos porque las cuantías de las que se habla por posible fraude de subvención no alcanzaban la cuantía necesaria" para ello, ha recalcado. Así, tras criticar que el auto de la Audiencia Provincial lo hayan conocido antes los medios de comunicación que las partes personadas, ha señalado que el texto "no entra en ningún momento en la valoración de los argumentos" y recuerda que todavía hay que determinar si los hechos de los que se le acusa "están o no prescritos" y si son constitutivos de delito. En todo momento, Rogelio Martínez ha dejado claro que "está a plena disposición de mi partido y de quien me nombró".

 

"No voy a ser un obstáculo" para el PPdeG", ha apostillado. Mientras tanto, ha insistido en que la apertura de juicio no se va a resolver de hoy para mañana. "Tiene que notificarse, pedir a las partes el escrito de acusación y a la vista de eso todavía hay que dictar auto de apertura de juicio oral y fijar una fecha, ha advertido Martínez, quien no ha descartado la posibilidad de presentar algún recurso extraordinario, una vez agotada la vía ordinaria.

 

Rogelio Martínez adelanta que no se sentará en el banquillo como delegado de la Xunta
Comentarios