sábado. 02.03.2024

El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, ha defendido hoy la gestión del Ejecutivo autonómico en materia de refuerzos de personal en la administración de Justicia, sustentada, ha dicho, en "criterios objetivos". El también conselleiro de Justicia ha hecho esta apreciación en Ourense a cuenta de las críticas de algunos profesionales, entre ellas, las de la titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Lugo, Pilar de Lara. En un escrito reciente, De Lara había criticado la decisión de cesar a dos de las funcionarias de refuerzo que trabajaban en este órgano jurisdiccional y advertía de que esa medida supondría "el colapso total e irreversible de este juzgado".

 

Preguntado al respecto, Rueda ha asegurado que esta decisión "se basa en criterios objetivos" que afectan no sólo al juzgado de Lugo sino al resto de sedes judiciales. "Es una decisión que se tomó en ese y otros juzgados, de poner y quitar refuerzos", ha señalado Rueda. Actualmente, ese juzgado de Lugo mantiene varios procesos abiertos por lo que dicha medida podría retrasar la conclusión del proceso de instrucción de las dos macrocausas de las que se ha hecho cargo, las operaciones Pokemon y Carioca. Alfonso Rueda, quien ha mostrado su "respeto" por todas las valoraciones de profesionales de la Justicia, ha resaltado sin embargo "el esfuerzo importante" del Gobierno gallego de dotar de más recursos y personal a los edificios judiciales.

 

Así, ha destacado el millón de euros que se ha destinado "sólo en refuerzo de personal", y que "se une al esfuerzo de infraestructuras y tecnológico" por una cuantía próxima a los "30 millones de euros", lo que demuestra el esfuerzo realizado "en todos los ámbitos". Rueda no ha entrado a valorar, sin embargo, la posible repercusión de la retirada de refuerzos en la duración de los procesos judiciales. "Esa valoración le corresponde hacerla a quien se está haciendo cargo de la instrucción y no a la Xunta", ha recalcado durante la inauguración del nuevo edificio judicial de Ourense.

Rueda vincula la política de refuerzos en juzgados a "criterios objetivos"