miércoles 18/5/22

Vázquez se ampara en los técnicos y dice que no hubo "ninguna ilegalidad"

El diputado autonómico y ex secretario general del PSdeG, Pachi Vázquez, ha garantizado que no existe "ninguna ilegalidad" en los procesos de contratación realizados durante su etapa como alcalde de O Carballiño (1995-2005) y se ha remitido a las declaraciones de los técnicos municipales.

El diputado autonómico y ex secretario general del PSdeG, Pachi Vázquez, ha garantizado que no existe "ninguna ilegalidad" en los procesos de contratación realizados durante su etapa como alcalde de O Carballiño (1995-2005) y se ha remitido a las declaraciones de los técnicos municipales. En un comunicado remitido a los medios, Vázquez subraya que la contratación del personal "se realizó siempre en el marco de la legalidad". "Y así se demuestra con una serie de documentos" y "por las declaraciones efectuadas por los técnicos municipales", agrega.

 

El diputado orensano ha hecho esta aclaración después de trascender que la Fiscalía Superior de Galicia considera que existen "indicios racionales" suficientes para procesarlo por un presunto delito de prevaricación continuada en una treintena de contratos cuando era alcalde de la localidad de O Carballiño. A este respecto, Pachi Vázquez recuerda en su comunicado que los propios técnicos declararon que, "en absoluto, se produjo ninguna ilegalidad", hecho que fue corroborado, añade, por "todos los testigos".

 

"Las demás testificales practicadas también corroboraron la existencia de expedientes de contratación, incluso las que en algún momento sembraron alguna duda, pero que finalmente admiten su existencia", abunda. Para corroborar dicho extremo, su defensa presentó ante el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) varios documentos que "demuestran las convocatorias públicas de empleo llevadas a cabo entre 2001 y 2005, así como informes "de que no consta reparo de legalidad alguno, correspondientes a 2003, 2004 y 2005", motivo por el que pide el archivo de la causa. En sus alegaciones, la defensa recordó que la secretaria municipal manifestó que "no le consta que Vázquez diera órdenes o instrucciones para contratar a determinadas personas" y aludió al testimonio de la interventora, quien confirmó que existían "expedientes de contratación".

 

La investigación abierta al ex secretario general de los socialistas gallegos se centra en supuestas irregularidades cometidas durante su etapa como alcalde de O Carballiño entre 1995 y 2005. El fiscal apreció indicios de un delito de prevaricación por vulnerar la ley en la contratación de 37 trabajadores con contratos de duración determinada que, en gran número de ocasiones, devinieron en indefinidos, durante la etapa de Vázquez como regidor. Por el contrario, la defensa se sustenta en la "ausencia de una norma respecto al personal laboral eventual" en aquel periodo, donde "ningún técnico cuestionó" la forma de contratación.

 

Abunda en la inexistencia del principio de prevaricación, que supondría que Vázquez tendría que ser conocedor de la supuesta ilegalidad, y recuerda que la intervención informó durante ese periodo de que "se ajustaba a la legalidad". "Estos eran y fueron los procedimientos seguidos por el Ayuntamiento de O Carballiño, procedimientos legales y vigentes", apuntó la defensa. El Tribunal Superior tendrá que decidir sobre la posible apertura de juicio, hecho que se podría demorar a falta de la práctica de algunas diligencias.

 

Vázquez se ampara en los técnicos y dice que no hubo "ninguna ilegalidad"
Comentarios