viernes 22/10/21

Verín suspende el proceso selectivo pese a que el tribunal no ve irregularidad

El Ayuntamiento de Verín (Ourense) ha acordado suspender provisionalmente el proceso selectivo iniciado para la contratación de un trabajador/a social del servicio municipal de dependencia, hasta que la Comisión de Control resuelva la existencia de posibles anomalías en el resultado del primer examen. 

examen

El Ayuntamiento de Verín (Ourense) ha acordado suspender provisionalmente el proceso selectivo iniciado para la contratación de un trabajador/a social del servicio municipal de dependencia, hasta que la Comisión de Control resuelva la existencia de posibles anomalías en el resultado del primer examen.

Así lo ha dictaminado tras celebrarse la primera reunión de la comisión de control encargada de revisar el proceso selectivo, que contó con la participación de las organizaciones sindicales (CIG, Comisiones y CSIF).

Con todo, según ha dado a conocer el consistorio, el presidente del tribunal ha dejado constancia de que no aprecia “ninguna irregularidad”, en un escrito que fue entregado a la comisión de control. En concreto, este funcionario deja constancia de que el examen, elaborado “por personal experto y con amplia experiencia", se desarrolló con normalidad “sin advertir ninguna incidencia o anomalía".

En un comunicado remitido a los medios, la concejalía de Personal, Régimen Interior e Servicios Generales del consistorio ha confirmado “la suspensión provisional y con carácter temporal” del proceso selectivo.

Además, ha convocado la comisión de control para una segunda sesión para el próximo viernes 11 de junio, a las 9.00 horas en la que están citados los miembros del Tribunal calificador así como la persona coordinadora del servicio de dependencia municipal, en su condición de asesor técnico al Tribunal calificador.

La polémica saltó después de conocerse que únicamente la hija del regidor socialista, Gerardo Seoane, había superado el primer examen, tras responder de forma correcta 38 de las cuarenta preguntas tipo test. Para pasar a la siguiente fase del proceso, los aspirantes tenían que responder al menos veinte preguntas correctas que puntuaban 0,5 cada una. Las respuestas erróneas restaban 0,5 puntos.

En lo que respecta a la supuesta “anomalía” recogida en la comisión de control, el gobierno ha zanjado la polémica y ha defendido su legalidad.

La CIG cuestiona que el examen haya sido elaborado por una persona ajena al tribunal, en concreto, la coordinadora responsable del servicio municipal.

En declaraciones realizadas a los medios, Anxo García, de la CIG, ha pedido que se investiguen estos hechos y ha avanzado que espera que esta revisión concluya en “una nulidad del proceso selectivo” así como en una nueva convocatoria tras las supuestas irregularidades detectadas en el proceso de elaboración del examen.

El alcalde de Verín, Gerardo Seoane, ha defendido la legalidad del procedimiento, para la cobertura de una plaza temporal, con “un temario público y convocado por los técnicos municipales en tiempo y forma" y que fue divulgado

Asimismo, ha subrayado que su hija tiene el mismo derecho que el resto de aspirantes a presentarse a una prueba “en condiciones de igualdad”.

Comentarios