martes 24/5/22

Ana Castro, la aparejadora pontevedresa que está al frente de la restauración da Catedral de Santiago: "El premio significa que las cosas se están haciendo bien"

“Queda trabajo por hacer; la idea es poner en valor otras zonas que todavía deben ser restauradas en la Catedral”, afirma la aparejadora de Cuntis, vecina de Poio y colegiada del Colegio Oficial de la Arquitectura Técnica de Pontevedra
ana-castro-aparejadora-catedral-santiago

 “Este premio es el reconocimiento a un trabajo en equipo de muchos años, de mucha gente, de todo un grupo de profesionales que ha puesto mucha ilusión y dedicación, mucho talento y esfuerzo en la restauración de la Catedral de Santiago de Compostela”. Quien así habla es la arquitecta técnica de la Fundación Catedral de Santiago de Compostela, Ana Castro, colegiada del Colegio Oficial de la Arquitectura Técnica de Pontevedra. Hace solo unos días el Consejo General de la Arquitectura Técnica de España (CGATE) hizo público que Ana Castro era merecedora del Primer Premio de la Arquitectura Técnica a Actuaciones en Ciudades Patrimonio de la Humanidad por su trabajo Terminación de la restauración de las cubiertas de la cabecera de la Catedral de Santiago. El acto oficial de entrega de los premios será el próximo sábado, 14 de mayo de 2022, en la sede de la Real Fundación de Toledo, en la Plaza Victorio Macho de la ciudad de Toledo. “Este reconocimiento significa que las cosas se están haciendo bien; y en esa línea continuaremos”, afirma Ana Castro.

Dar visibilidad a la arquitectura técnica

Ana Castro, natural del Concello de Cuntis y vecina de Samieira, en el Concello de Poio, destaca también que el Primer Premio del CGATE permite dar visibilidad a la profesión de la arquitectura técnica. “Hace mucha falta dar a conocer a la sociedad el trabajo de los profesionales de la arquitectura técnica”, asegura la aparejadora, quien reconoce que “en muchas ocasiones es un trabajo que pasa desapercibido”. Lamenta que la dirección de ejecución de obra “casi siempre se diluya con los técnicos de la contratista principal, subcontrata, etcétera…”. “Quedamos en tierra de nadie”, añade. Ana Castro, que comenzó a trabajar en la Basílica compostelana en el año 2013, está orgullosa de su trabajo, de desarrollar su actividad en la Fundación Catedral de Santiago, adonde llegó por méritos propios y “donde se aprende mucho”. ¿Por qué? “Porque es un trabajo complejo y muy delicado, en el que cada día adquieres nuevos conocimientos; es un trabajo especial, es único, donde estás rodeada de expertos que aportan diferentes puntos de vista y se trabaja en equipo, por donde pasa todo tipo de profesionales que ponen lo mejor de cada profesión, donde hay un intercambio de opiniones para hacer un trabajo de excelencia en nuestra profesión y para nuestra profesión”.

¿Cuál es el trabajo de la arquitecta técnica de la Fundación Catedral de Santiago de Compostela? Ana Castro, que se desplaza cada día desde Samieira hasta la capital de Galicia, tiene muy claro cuáles son sus funciones. “Supervisamos todo el trabajo de todas las subcontratas; de todas las constructoras que trabajan para la Fundación Catedral de Santiago de Compostela”. Pero también desarrolla la gestión económica, revisa la ejecución de los diferentes proyectos, de los planes de trabajo, de las certificaciones…. En pocas palabras, es la persona que está al pie del cañón. A su juicio, “es un trabajo inmenso”. Ana Castro, en estos momentos de reconocimiento, tiene un especial recuerdo para Adega Da Costa, otra arquitecta técnica de Vigo, “que estuvo conmigo desde el principio colaborando, haciendo labores de ejecución de obra y se encargó también de la seguridad”. Porque “los andamiajes fueron y son un factor fundamental de todas las obras ejecutadas” en las cubiertas de la Catedral de Santiago de Compostela.

La aparejadora de la Catedral de Santiago continúa explicando lo “esencial” de la labor de los profesionales de la arquitectura técnica en la restauración del Templo compostelano. “Somos un eslabón fundamental en la cadena que forman todos los profesionales que participan en este trabajo, que cuenta con un Plan Director que proporciona el guion de los trabajos a acometer y cómo se deben hacer las cosas, que incluye una metodología de trabajo que debe cumplirse a rajatabla y que es verificado de forma continua por la Fundación de la Catedral”. “Somos el agente catalizador, el nexo de unión donde confluye el arquitecto, la constructora, la Administración autonómica, a través de la Dirección Xeral de Patrimonio, y la Fundación de la Catedral”.

Todas las profesiones que participaron

Ana Castro también quiere reconocer la labor de las demás profesiones que integran el equipo que participa en la restauración de la Basílica compostelana. “Trabajamos arquitectos técnicos, arquitectos, ingenieros, arqueólogos, historiadores, restauradores, canteros, carpinteros, herreros…” Apunta que se trata de “un trabajo de muchos años, que sirvió para restaurar la Catedral de Santiago de Compostela”.

¿Queda mucho por hacer en materia de restauración en la Catedral de Santiago? La integrante del Colegio Oficial de la Arquitectura Técnica de Pontevedra, que se encuentra en la tarea de preparar un nuevo informe sobre la rehabilitación de otros espacios del templo compostelano, reconoce que “hay que continuar restaurando la Catedral de Santiago de Compostela, porque necesita continuamente la mano de profesionales”. En su opinión, “todavía queda trabajo por hacer”. Y explica que “la idea es seguir conservando y poniendo en valor las zonas que todavía deben ser restauradas en la Catedral de Santiago de Compostela”. La arquitecta técnica puntualiza que, sobre este asunto, “la Fundación Catedral de Santiago de Compostela tiene la última palabra”.

El Consejo General de la Arquitectura Técnica de España destaca que Ana Castro es ganadora del Primer Premio de la Arquitectura Técnica a Actuaciones en Ciudades Patrimonio de la Humanidad por “su actuación en la gestión de las obras”. Y “valora especialmente el trabajo de renovación de la cubierta pétrea escalonada de la capilla mayor, que presentaba filtraciones que dañaban las pinturas murales del presbiterio”. La arquitecta técnica también presentó al concurso otros trabajos que ella dirigió: la restauración de la estructura del cuelgue del botafumeiro, la restauración de los paramentos interiores y bóvedas de naves y triforio de la Catedral, la restauración de la fachada sur y oriental del claustro y del esconde de la plaza de las Platerías. “Cualquiera de las intervenciones de la Catedral de Santiago me parece que tiene algo especial, que tiene algo que contar y mucho que aportar al estudio de nuestra profesión”, apunta Ana Castro, quien indica que ella es la arquitecta técnica de todas estas intervenciones “y de otras quince a veinte más realizadas a lo largo de estos años”.

¿A quién dedica el premio? “A todos los que participan y participaron en la restauración de la Catedral de Santiago; empezando por la Fundación; siguiendo por los técnicos, por todos los profesionales y por los compañeros que trabajaron en todos estos proyectos en los últimos diez años”. A su juicio, el galardón significa que “las cosas se están haciendo bien”. “Y en esa línea continuaremos”, asegura Ana Castro, formada en la Escuela Universitaria de la Arquitectura Técnica de A Coruña.

Ana Castro, la aparejadora pontevedresa que está al frente de la restauración da...
Comentarios