viernes. 21.06.2024
La compañía gallega ACSM Shipping será la encargada del servicio de búsqueda, localización e inspección del pecio del Villa de Pitanxo, el barco que naufragó el 15 de febrero de 2022 en aguas de Terranova (Canadá), un siniestro en el que fallecieron 21 personas.

Así lo ha acordado la junta de contratación del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, que ha aceptado la oferta de esta empresa, con sede en Vigo, que recibirá 2,85 millones de euros por unos trabajos que habían sido licitados por tres millones.

Esta operación pretender servir de apoyo a la investigación de esta catástrofe que, de manera paralela, están realizando la Comisión Permanente de Investigación de Accidentes e Incidentes Marítimos (CIAIM) y, en el ámbito judicial, la Audiencia Nacional.

La empresa prevé realizar estos trabajos entre los meses de mayo y octubre.

Para ello, según consta en el acta de la junta de contratación, uno de los buques de la compañía rastreará una superficie de 25 kilómetros cuadrados cada día y, una vez encontrado el pecio, enviará un robot submarino para tomar imágenes de los restos del Villa de Pitanxo.

Movilizar el barco con el material necesario para inspeccionar el fondo marino, entre otras cosas con un sonar de barrido lateral, costará 203.014 euros, mientras que por cada jornada de navegación hasta llegar a Terranova, un total de 16 días, recibirá 67.012 euros al día.

Además, la empresa trabajará un máximo de 15 días en la zona del hundimiento, por los que cobrará otros 67.012 euros diarios; y se contemplan un máximo de 10 días en 'stand-by', que supondrían 56.960 euros por cada un jornada que esté inactiva por accidente o mal tiempo.

ACSM Shipping, según destaca la propia compañía, cuenta con una amplia experiencia en servicios en alta mar, desde la gestión de flotas y personal hasta inspecciones y estudios submarinos, construcción o instalación en materia de energía marítima.

Con sede en Vigo, tiene bases operativas en Canarias, México y Emiratos Árabes Unidos, lo que le ha llevado a trabajar principalmente para los mercados de petróleo y gas, cables submarinos y energías renovables. 

La compañía gallega ACSM Shipping bajará al pecio hundido del Pitanxo