domingo. 19.05.2024
La Guardia Civil ha denunciado a un hombre de 67 años que tenía instalado en su vehículo de alta gama un dispositivo para detectar radares, elementos prohibidos por la normativa de tráfico.

El conductor fue sorprendido por una patrulla del instituto armado en el kilómetro 118,200 de la autopista AP-9, a su paso por el municipio pontevedrés de Barro.

El dispositivo para detectar radares era de última generación, lo que según la Guardia Civil implica una "instalación compleja" que dificulta "en extremo" ser detectado por las autoridades.

Tras identificar al infractor, la Guardia Civil ordenó inmovilizar el vehículo y trasladarlo a un taller oficial de la marca para proceder a la desinstalación del dispositivo.

Los agentes tramitaron una denuncia administrativa por infracción grave a la Ley de Seguridad Vial, lo que supone una sanción de 200 euros y la pérdida de tres puntos de su permiso de conducción.

Desde el Subsector de Tráfico de Pontevedra recuerdan que está totalmente prohibido el uso o instalación tanto de estos dispositivos de detección como de los inhibidores de radar. 

Denuncian un conductor que usaba undispositivo para detectar radares en la AP-9