miércoles. 07.12.2022

El detenido en Pontevedra por la compraventa ilegal de coches dice ser víctima

El joven detenido  en Pontevedra por su presunta implicación en una red dedicada a la compraventa ilegal de vehículos de alta gama en España y Portugal ha defendido su inocencia y ha asegurado ser una víctima más de estas estafas.

 
antonio-pintos
El joven detenido  en Pontevedra por su presunta implicación en una red dedicada a la compraventa ilegal de vehículos de alta gama en España y Portugal ha defendido su inocencia y ha asegurado ser una víctima más de estas estafas.

A través de las redes sociales del taller que regenta en la ciudad, escenario de uno de los ocho registros realizados en esta operación policial, ha asegurado que tanto él como su empresa son "los primeros interesados" en esclarecer esta investigación.

"Queremos descubrir a los verdaderos responsables de los posibles delitos cometidos", ha señalado el joven, que ha quedado en libertad tras comparecer en sede policial.

Ha explicado que su taller adquirió en 2020 varios coches a través de un proveedor, vehículos que estaban matriculados legalmente en España y que, al menos aparentemente, "no ofrecían desconfianza de ningún tipo para pensar que pudieran tener un origen ilícito".

Ni Tráfico ni los servicios oficiales de las respectivas marcas, añade el joven en su comunicado, "alertaron de ninguna incidencia" y fue después de vender los coches cuando descubrió que éstos podrían haber sido sustraídos en Portugal, lo que comunicó a las autoridades.

Insiste en que todas las transacciones realizadas en esas operaciones de compraventa "están perfectamente documentadas" con facturas de compra y de venta, se realizaron siempre mediante transferencia bancaria y figuran asentadas en la contabilidad de la empresa.

Por todo ello, el gerente del taller afirma: "hemos colaborado con las autoridades españolas y portuguesas y así lo seguiremos haciendo en todo cuanto nos soliciten en la medida de nuestras posibilidades".

Esta operación policial, desarrollada de manera conjunta por la Policía Nacional y la Policía Judiciaria de Portugal, desembocó ayer martes en la detención de veinte personas, 17 de ellas en el país luso, epicentro de esta actividad, y tres en Galicia.

Los ocho registros realizados en tierras gallegas fueron en Pontevedra, Ourense y Verín.

La red operaba a través de robo o la adquisición a través de renting de vehículos de alta gama en Portugal que, posteriormente, vendían en España utilizando identidades falsas o manipulando su documentación y su número de bastidor para ocultar su origen.

El detenido en Pontevedra por la compraventa ilegal de coches dice ser víctima
Comentarios