jueves. 18.04.2024

Agentes femeninas de la Policía en la provincia de Pontevedra están devolviendo los chalecos antibala que les han repartido al no adaptarse a su anatomía, informaron fuentes del sindicato UFP.

 

Los chalecos tienen el mismo corte y largo que los modelos masculinos y dado que el talle de los pantalones de las mujeres son más altos tropiezan con el cinturón, y cuando se sientan, les produce un "efecto guillotina" en sus barbillas. Abunda la UFP en que los chalecos que le han suministrado a las agentes son los mismos que los de sus compañeros pero "apañados" con una banda en la zona del pecho para ajustarlos, lo que provoca "gran incomodidad" y que no sean "operativos de llevar".

 

Critica el sindicato que se intente "cerrar en falso" una "crisis" que se inició con la muerte de la agente Vanessa Lage en el intento de atraco a un banco en Vigo el pasado mes de noviembre. Fuentes del gabinete de la Dirección General de Policía han dicho que los chalecos sí son femeninos pero hubo un error en las tallas asignadas a determinados efectivos, y no habrá problema en adjudicarles otros con el tamaño correspondiente.

 

Devuelven chalecos femeninos en Pontevedra porque no se ajustan a su anatomía