sábado. 02.03.2024

El presidente de la Diputación de Pontevedra, Luis López, anunció en una rueda de prensa que la Junta de Gobierno de la institución provincial acaba de aprobar las bases del Plan de cofinanciamiento de los servicios sociales comunitarios municipales y de las ayudas básicas de emergencia para 2024. Ambas líneas de subvenciones están destinadas a los 51 municipios de menos de 20.000 habitantes de la provincia, contando con una inversión total de 3,7 millones de euros.

En concreto, en relación con la primera de ellas, centrada en los servicios sociales comunitarios, la Diputación pone a disposición de los municipios cerca de 3,1 millones de euros. De estos recursos, 1,2 millones se destinarán a sufragar la prestación directa del Servicio de Ayuda en el Hogar (SAF), mediante el cual se atiende a personas mayores y con discapacidad, especialmente cuando carecen de apoyo personal en su entorno inmediato, y 1,9 millones se destinarán a cubrir los costos del personal de los servicios sociales comunitarios municipales. Cada uno de los 51 municipios de la provincia de menos de 20.000 habitantes tendrá a su disposición una contribución máxima que oscila entre los 24.000 y los 120.000 euros.

A través de este plan, la institución provincial pretende mejorar la calidad de vida de las personas; posibilitar su permanencia en su entorno de convivencia habitual; favorecer y potenciar la autonomía personal en el propio domicilio; mantener, mejorar y recuperar las redes de relación familiar y social; prevenir situaciones de dependencia o exclusión social; retardar o evitar la institucionalización; y reforzar la solidaridad y potenciar el voluntariado social.

En cuanto a las Ayudas Básicas de Emergencia (ABE), el Gobierno provincial moviliza 600.000 euros para que los municipios puedan atender las demandas de la ciudadanía que se encuentre en situación o riesgo de exclusión social, con especial atención a quienes tengan menores a su cargo. De estos recursos, 393.000 euros van destinados a gastos corrientes y los 207.000 restantes serán para inversiones.

A través de esta línea de ayudas, la Diputación de Pontevedra contribuye a sufragar gastos de alimentación, vivienda, suministros básicos, productos y servicios de higiene y limpieza, productos farmacéuticos, la adquisición de electrodomésticos básicos, el pago de desplazamientos o de reparación y mantenimiento de vehículos, así como de lentes, lentes de contacto y audífonos, gastos derivados de tratamientos de odontología, productos de apoyo, atenciones de carácter complementario, ropa, calzado o gastos relacionados con el estudio y apoyo a la infancia. En este caso, la cuantía máxima para cada municipio oscila entre los 7.800 y los 14.050 euros, en función de su población, del índice de dependencia global, de la tasa de desempleo y de la renta disponible bruta.

Diputación de Pontevedra destina 3,7 millones de euros para servicios sociales y ayudas...