martes. 23.04.2024

Durante la celebración de la fiesta de San Miguel en Deiro, Vilanova, sucedió un trágico incidente en el campo de la fiesta. Aproximadamente a las once en punto, mientras la orquesta París de Noia tocaba en vivo y la multitud disfrutaba del evento, un automóvil pequeño, modelo Smart, chocó contra una de las carpas instaladas para el festejo. El accidente dejó a doce personas heridas, incluyendo a un niño con una hemorragia abdominal grave.

Según testigos presenciales, el coche estaba siendo conducido por una mujer mayor, acompañada por su esposo, Luis Falcón. Al parecer, la pareja estaba contemplando el concierto desde el interior del coche cuando la mujer perdió el control del vehículo y chocó contra la carpa, causando que una parte de ella y la cantina que estaba allí se derrumbaran. Los servicios de emergencia trabajaron en el lugar para atender a las víctimas.

El automóvil que causó el accidente avanzó entre quince y veinte metros dentro de la carpa antes de detenerse, lo que provocó aún más daño. Varios asistentes a la fiesta sacaron a las víctimas de debajo del coche y les prestaron los primeros auxilios mientras esperaban la llegada de las ambulancias al lugar del accidente.

Es importante destacar que el área donde ocurrió el accidente estaba acotada y cerrada al tráfico para facilitar el desarrollo de la fiesta. Solo los residentes tenían permitido conducir allí, aunque algunos miembros del público comentaron que la pareja que causó el accidente ya había observado el concierto de la noche anterior desde su pequeño vehículo.

Doce heridos en un atropello múltiple durante una verbena en Vilanova de Arousa...