lunes. 15.08.2022
Moraña

El parricida de Moraña utilizó una sierra radial para acabar con la vida de sus hijas

Un hombre acusado de matar a sus dos hijas en Moraña (Pontevedra) este sábado mañana a disposición del juzgado mixto número uno de Caldas, que ha decretado el secreto de las actuaciones, informaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Galicia.

Un hombre acusado de matar a sus dos hijas en Moraña (Pontevedra) pasará este sábado a disposición del juzgado mixto número uno de Caldas, que ha decretado el secreto de las actuaciones, informaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Galicia.

 

David O. recibió el alta médica en el hospital de Montecelo, donde permanecía ingresado tras intentar autolesionarse, precisaron las fuentes. La autopsia de las niñas, menores de edad, está programada para este sábado por la mañana.

 

No consta que el detenido tenga antecedentes por violencia en el ámbito doméstico ni que sobre él pese orden de alejamiento alguna con respecto a nadie, añaden las fuentes relacionadas con esta investigación.

 

El presunto autor del parricidio tendría que entregar a las dos pequeñas mañana a su madre, Rocío V., de la que se encuentra divorciado, han señalado las fuentes, que han indicado que él quiso matarse cortándose el cuello.

 

La Guardia Civil lo encontró encerrado en el baño cuando se presentó en el domicilio donde las menores podrían haber muerto degolladas con una radial, según han apuntado fuentes próximas al caso. El supuesto responsable de estas muertes violentas regenta una inmobiliaria, Gaubica, ubicada en Caldas de Reis, junto a su hermana.

 

Las crías vivían con su madre en el centro urbano de Moraña, en Santa Lucía, y la vida se la han dejado a tres kilómetros de este lugar, en O Casal, donde se encontraban, puesto que estaban pasando con el padre el período que a él le pertenecía según el acuerdo que tenían.

 

El Ayuntamiento de Moraña (Pontevedra) decretará esta tarde en un pleno extraordinario tres días de luto tras esta jornada luctuosa y de desazón. Así lo ha avanzado la alcaldesa de Moraña, María Luisa Piñeiro, quien a duras penas podía contener la emoción, ya que conocía personalmente a los padres de las menores, cuya existencia ha tenido un final abrupto.

 

El ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso, se ha mostrado, asimismo, "consternado" por el "terrible" crimen registrado en Galicia. "Consternado por el terrible asesinato de Pontevedra.

 

Seguiremos trabajando hasta conseguir terminar con esta lacra", ha escrito Alonso en su cuenta oficial de Twitter. El suceso ha conmocionado al pequeño pueblo de Moraña, donde la familia de las dos víctimas era muy conocida, así como las pequeñas.

 

El parricida de Moraña utilizó una sierra radial para acabar con la vida de sus hijas
Comentarios