jueves 13/5/21

Ence acepta estudiar su traslado de Pontevedra pero advierte: "No es viable"

La compañía Ence Energía y Celulosa estudiará opciones para un posible traslado de su planta de Pontevedra en el marco de la mesa de negociación impulsada por el Ministerio para la Transición Ecológica, pero advierte que esa operación "no es viable".

ence-pontevedra

 La compañía Ence Energía y Celulosa estudiará opciones para un posible traslado de su planta de Pontevedra en el marco de la mesa de negociación impulsada por el Ministerio para la Transición Ecológica, pero advierte que esa operación "no es viable".

Tras participar en el encuentro organizado por el Gobierno en Madrid, la empresa ha señalado a través de un comunicado que analizará "cualquier posibilidad de futuro" que se plantee en el contexto de esta mesa "por responsabilidad social".

Dentro de esta actitud que califican de "abierta, constructiva y de escucha" con los trabajadores y con las administraciones implicadas, Ence afirma estar dispuesta a "escuchar activamente" alternativas de ubicación.

A pesar de ello, y del aperturismo, reiteran que el traslado de esta instalación "no es posible" por motivos técnicos ni económicos y avanzan que continuarán defendiendo la legalidad de su concesión y, por lo tanto, su permanencia en Pontevedra hasta 2073.

La prioridad de Ence, defiende el texto remitido por la empresa a los medios, es "buscar una solución de futuro" a su planta en Pontevedra, para defender los 5.000 puestos de trabajo que genera su actividad en Galicia.

Ence recuerda que, en todo caso, en paralelo a este diálogo social y a la nueva ley de cambio climático, de la que han mostrado sus reservas, hay en marcha un proceso judicial sobre su concesión en la Audiencia Nacional y "estamos a la espera" de una sentencia.

El alcalde de Pontevedra, Miguel Anxo Fernández Lores, ha celebrado el "paso adelante", ha valorado que Ence "deje abierta la posibilidad de estudiar alternativas" y ha agradecido la voluntad dialogante de la ministra Teresa Ribera y del comité de empresa de la factoría pontevedresa.

Poder acceder a "algún tipo" de financiación a través de los fondos europeos para esta reconversión industrial será una de las propuestas que se analizarán en próximas semanas, según ha desvelado el regidor, que ha añadido que "a ver en qué se concreta".

En este proceso, el gobierno municipal de Pontevedra, según Lores, defenderá "por encima de todo" que Ence debe abandonar su emplazamiento en la ría de Pontevedra "y después si es posible construir otra planta en Galicia y mantener los empleos, pues muchísimo mejor".

El presidente del comité de empresa de Ence en Pontevedra, Antonio Lafuente, ha destacado a su vez en otra nota que este encuentro se ha celebrado en un ambiente "cordial" y ha resultado "productivo".

Antes de la reunión, ha añadido, "no teníamos la aceptación" por parte de Ence y de la Xunta de explorar un posible traslado, en el caso de que la justicia revoque la concesión otorgada.

"Nosotros hemos expuesto la preocupación que tenemos por la continuidad de los puestos de trabajo y la tranquilidad que necesitamos para seguir viviendo", ha explicado el representante de los trabajadores de la fábrica que la compañía pastera tiene en Pontevedra.

El vicepresidente segundo de la Xunta de Galicia y conselleiro de Economía, Francisco Conde, ha señalado que en el horizonte el cierre de la fábrica de Ence en Pontevedra "no es una opción" para el gobierno gallego, que aceptará evaluar "nuevos escenarios".

Conde ha ahondado en declaraciones a la prensa en la idea de que Galicia "no se puede permitir el cierre de una empresa en funcionamiento".

El titular de la cartera económica en el ejecutivo de Núñez Feijóo ha reclamado al Gobierno central aportar "certezas" y seguridad jurídica para poder mantener la actividad de Ence en Galicia, para lo cual espera una "reacción" por parte del ejecutivo de Pedro Sánchez.

En este escenario, la vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha animado hoy al diálogo a la Xunta de Galicia y la empresa Ence con el fin de buscar fórmulas para mantener los puestos de trabajo en la fábrica de pasta de papel ubicada en Pontevedra.

La concesión de la empresa para operar en su actual emplazamiento, al borde de la Ría de Pontevedra, terminaba en 2018, pero en 2016 el anterior Gobierno la amplió hasta 2073, aunque esta decisión fue recurrida y Ence podría tener que trasladarse.

La vicepresidenta ha recordado que la decisión de la continuidad de la empresa en su ocupación del Dominio Público Marítimo Terrestre no depende de su Ministerio, sino de un fallo que debe dictar la Audiencia Nacional sobre el recurso interpuesto por el ayuntamiento de Pontevedra, Greenpeace y la Asociación por la Defensa de la Ría contra la prórroga otorgada en 2016.

Hasta que ese fallo se produzca, y en respuesta a la solicitud de los trabajadores de facilitar el diálogo con la empresa y la Xunta, Ribera ha dicho que es bueno conocer "las preocupaciones y las propuestas" de todas las partes, pero ha insistido en que "se necesita un diálogo local" entre los interlocutores competentes. 

Comentarios