lunes. 17.06.2024

La empresa Ence ha asegurado que el grado de cumplimiento de su fábrica de Pontevedra con los parámetros ambientales que marca su concesión es "total" y ha reiterado que no incumple ninguno de los requisitos exigidos por la Xunta de Galicia para la renovación de su autorización ambiental.

 

Ence ha respondido a través de un comunicado a la denuncia formulada ayer por el Ayuntamiento de Pontevedra que, en un informe solicitado por la Xunta dentro del trámite para renovar a la compañía este permiso ambiental, concluía que la fábrica superaba de manera "reiterada" los vertidos y los parámetros biológicos recogidos en su concesión.

 

La compañía asegura que la inspección que técnicos de la Consellería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio realizaron al complejo industrial entre septiembre y octubre de 2016 determinó que la fábrica "presentó un año más un grado de cumplimiento total de todos los parámetros analizados".

 

Ence recuerda que la autorización ambiental integrada establece para cada instalación industrial los valores límites basados en las mejores técnicas disponibles, así como los planes de vigilancia para todos los aspectos ambientales relevantes.

 

En el caso de la fábrica pontevedresa, según destaca la compañía, se analizaron todas las variables ambientales atmosféricas, el suelo y las aguas subterráneas, los vertidos líquidos, la presión sonora o los residuos generados. En ninguno de ellos, reitera Ence, se ha producido "ninguna desviación" sobre los límites establecidos para la fábrica de la compañía en Pontevedra.

Ence asegura que cumple de forma "total" con los parámetros de su concesión