lunes. 04.03.2024

El consejo de administración de Ence ha anunciado este lunes que estudia la viabilidad de instalar una fábrica de biomateriales y de papel tisú en As Pontes, en la ubicación de la central térmica.

Así se lo ha trasladado este mediodía el presidente de la compañía, Ignacio Colmenares, al presidente de la Xunta de Galicia, Alfonso Rueda, en una reunión en la que han abordado la oportunidad de abrir una planta de recuperación de papel y de cartón que produciría fibras recuperadas, con la posibilidad de incluir en el proceso fibra virgen desde la factoría de Pontevedra.

Esta actividad sería pionera en Galicia ya que "acabaría en papel tisú mixto, recuperado y virgen" y complementaría la actividad que la pastera desarrolla en Lourizán y que, por lo tanto, completa la cadena de valor y cierra el ciclo de la madera en la comunidad.

Según la compañía, este proyecto supondría una inversión de entre 330 y 350 millones y repercutiría en la creación de 150 empleos directos.

La previsión, en todo caso, es que se activen 1.000 empleos entre directos, indirectos e inducidos.

Al respecto, el vicepresidente primero y conselleiro de Economía, Industria e Innovación, Francisco Conde, ha mostrado el "compromiso" de la Xunta de Galicia con este proyecto y ha agradecido "el compromiso de Ence con Galicia".

De este modo, ha trasladado la máxima colaboración de la administración autonómica para "acompañar a la empresa en sus necesidades a la hora de evaluar la viabilidad técnica, ambiental, financiera y económica de este nuevo proyecto".

Además, Conde ha mostrado su confianza en que la iniciativa cuente también con el apoyo del Gobierno central con fondos europeos, a través de las ayudas previstas en los Pertes de Economía Circular y de Energías Renovables.

En todo caso, la Xunta evaluará las posibilidades de integrarlo en el Fondo de Transición Justa que el Ejecutivo central "tiene pendiente de transferir a Galicia".

"El compromiso de Ence con Galicia es un compromiso de muchos años y que hoy es refrendado, no solo por su ubicación en Lourizán, sino por la decisión de evaluar la posibilidad de desarrollar un nuevo proyecto en Galicia", ha remarcado el vicepresidente.

En otro orden de cosas, Conde ha reivindicado la "unidad de acción" que existe entre la Xunta, la empresa y los trabajadores para mantener la fábrica pastera en la ría de Pontevedra y ha puesto en valor el programa de inversiones de 395 millones de la empresa para mejorar la eficiencia de su planta a fin de mantener su actividad en su emplazamiento actual. 

Ence estudia la viabilidad de una planta de biomateriales en As Pontes