domingo. 19.05.2024

El Ayuntamiento de Marín (Pontevedra) ha acogido este lunes un homenaje a los marineros del Playa del Menduiña Dos, el barco gallego que rescató a los supervivientes del naufragio del Villa de Pitanxo en aguas de Terranova (Canadá).

Dos días antes del primer aniversario de esta catástrofe marítima, que el 15 de febrero de 2022 se cobró la vida de 21 personas, la Xunta de Galicia ha impulsado un reconocimiento a una tripulación a la que todos los intervinientes han calificado como "héroes".

"Quiero que se sepa que os estamos eternamente agradecidos porque rescatasteis a los vivos y a los muertos", ha destacado María José de Pazo, hija de uno de los marineros fallecidos, que ha actuado como portavoz de las familias del Villa de Pitanxo.

Todos ellos, ha sostenido De Pazo, "lo dieron todo por rescatarlos y por colaborar con la justicia", tratando a los familiares siempre "con una educación y empatía exquisita" a pesar de que "sé que lo pasasteis mal y que ha dejado heridas en vosotros".

Tras destacar que para ellos "también debió de ser muy duro", la portavoz de los familiares les ha agradecido que "dejasen de pescar y se pusiesen a rastrear", algo que para ellos ha sido fundamental "porque pudimos saber que no quedaba nadie a flote".

"Hay familias que pueden ir a poner flores a sus familiares gracias a vosotros y eso no lo vamos a olvidar nunca", ha subrayado.

La conselleira de Mar, Rosa Quintana, ha destacado que junto con el Villa de Pitanxo, un suceso que "aún resuena en la memoria de los gallegos", se hundió también "un trozo de cada uno de nosotros", convirtiéndose "sin pretenderlo" de un "símbolo" del trabajo en el mar.

A los marineros del Playa de Menduíña Dos, ha añadido Quintana, hay que agradecerles "su valentía, su sangre fría y, sobre todo, su humanidad desmedida", demostrando que "cuando el mar golpea, Galicia y su gente siempre está erguida".

En el transcurso del acto, en el que también ha intervenido uno de los supervivientes del naufragio, el marinero ghanés Samuel Kwesi, el presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, ha entregado una metopa al patrón del Playa de Menduiña Dos, Ramón Porto.

Éste, en nombre de todos sus compañeros, ha afirmado que "siempre llevaremos a estos marineros en nuestro recuerdo" y ha reiterado que siempre están disponibles para arropar a las familias de las víctimas "que tan mal lo están pasando".

Además, ha querido destacar la entereza de sus tripulantes, ya que a todos ellos les ha tocado lidiar con algo que "a nadie le gustaría vivir".

Rueda, por su parte, ha cerrado este homenaje afirmando que estos marineros "fueron héroes sin quererlo y sin saber qué es lo que se iban a encontrar", convirtiéndose en unos "salvavidas en un mar asesino" algo que, según ha defendido, fue "vital" en aquellos primeros momentos.

"Son figuras clave y testigos de la verdad de un suceso horrible que no debería haber ocurrido", según el presidente gallego, que les ha agradecido que hubiesen acompañado a las familias en todo este proceso "y darles luz cuando todo estaba oscuro".

Con respecto a las tareas previstas para bajar al pecio hundido, el titular de la Xunta espera que esta operación arroje "un poco de alivio" a las familias, tras meses de "lucha, insistencia y ruegos", permitiendo que todas ellas obtengan "paz y seguridad".

"No se trata de buscar una aguja en un pajar, sino de resolver dudas y dar paz a los que siguen en tierra", ha zanjado Rueda, que confía en que resolver las causas de este naufragio pueda servir para evitar catástrofes similares en el futuro. 

Homenaje en Marín a los héroes que rescataron al Pitanxo en "aguas asesinas"