lunes. 04.03.2024

Los agentes de Guardia Civil que denunciaron a afectados por las participaciones preferentes por supuestos excesos en sus protestas de 2013 no han comparecido hoy en cuatro juicios contra las multas celebrados hoy en Pontevedra.

 

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Pontevedra ha visto hoy los cuatro casos, tramitados contra los portavoces de la plataforma de afectados del Baixo Miño Xulio Vicente -por dos veces- y Miriam Rodríguez, y uno de los de la asociación de Gondomar, José Luis Otero. En el caso de las dos juicios que promovió Vicente, la Subdelegación del Gobierno le reclamaba 500 y 200 euros, respectivamente, por su actuación en protestas en Mondariz y Baiona.

 

En el primero de los casos, Vicente alegó que no estaba en el pueblo en el lugar de los hechos, sino en Vigo haciendo gestiones en el banco, extremo que avala un escrito del responsable de la sucursal. La segunda es por las protestas en un pleno municipal de Baiona.

 

El caso de Rodríguez es por impedir pasar a un coche de policía en el que iban tres ediles del Ayuntamiento de Mos al término de un Pleno, extremo que ella niega, alegando que estaba dentro del consistorio tomando fotos en ese momento, pese a lo que la multaron con 600 euros. Respecto a Otero, se le reprocha convocar una concentración no comunicada, que le acarreó una multa de 500 euros.

 

Los testigos, presentados por los demandantes, avalaron la versión de los sancionados. Los cuatro juicios son parte de los más de 20 que los preferentistas suscitaron por sanciones similares impuestas ese año, que creen producto de una estrategia de persecución política y que suman más de 20.000 euros. Los cuatro primeros pleitos, juzgados a finales del año pasado, dieron la razón a los demandantes.

 

La Guardia Civil no comparece en cuatro juicios por sanciones preferentistas