martes. 05.03.2024

Un nuevo episodio de propagación de la bacteria lipofílica, conocido como marea roja, mantiene cerradas más de una veintena de polígonos de bateas de mejillón, con mayor incidencia en las rías de Pontevedra y Vigo.

 

En la de Pontevedra, según consta en el último informe del Instituto Tecnológico para el Control del Medio Marino de Galicia (Intecmar), están cerrados todos los polígonos, ocho, y en la de Vigo, casi la mitad, seis de trece.

 

También están afectados dos polígonos en Muros-Noia, uno en Baiona y cuatro en la ría de Arousa, donde están pendientes de conocer los resultados de seis muestreos recogidos en las últimas horas.

La marea roja cierra una veintena de polígonos de bateas