martes. 05.03.2024

La denominada marea roja, provocada por la extensión de la toxina amnésica, ya ha llegado a la Ría de Arousa, lo que ha provocado el cierre de cinco polígonos de bateas en O Grove, uno de ostra y cuatro de mejillón, decretado por el Instituto Tecnolóxico para o Control do Medio Mariño (Intecmar).

 

En estos momentos permanecen abiertos 22 polígonos, 20 en la Ría de Arousa y los dos restantes, en Ares-Betanzos. El resto de polígonos bateeiros en las rías de Pontevedra, Vigo, Muros-Noia, Baiona y Corme-Laxe, así como 14 zonas de extracción de infaunales, entre las que figuran una en Ares-Betanzos y otra en Corcubión, han cerrado por el repunte de la toxina amnésica. El sector del mar todavía se está recuperando de los efectos de la anterior marea roja y de la mortandad del marisco, que provocó unos pésimos resultados de la campaña de libre marisqueo.

La marea roja llega a la Ría de Arousa