sábado. 01.10.2022
Avispa Velutina

La Xunta recogió 139 nidos de avispa velutina, "asesina" solo para las abejas

Los servicios de Medio Rural de la Xunt han recogido desde comienzos de año 139 nidos de avispa velutina, una especie asiática invasora, que por ahora no ha causado daños a las colmenas gallegas y que no supone problema para la salud pública, puesto que solamente es una avispa "asesina" para las abejas. 

Los servicios de Medio Rural de la Xunta han recogido desde comienzos de año 139 nidos de avispa velutina, una especie asiática invasora, que por ahora no ha causado daños a las colmenas gallegas y que no supone problema para la salud pública, puesto que solamente es una avispa "asesina" para las abejas. La directora general de Producción Agropecuaria de la Xunta, Patricia Ulloa, mantuvo esta mañana una reunión con miembros de la Asociación Galega de Apicultores para analizar el problema de esta especie invasora y repasar el protocolo para eliminarla.

 

La representante de la Xunta quiso desterrar en declaraciones a los periodistas la errónea creencia de que se trata de una "avispa asesina", puesto que tiene "apetencia" por otras especies para su alimentación y afecta a las abejas en Galicia y otras CCAA, pero no causa perjuicio a la salud humana, aunque sí al medio ambiente. Desde hace meses se ha activado un protocolo contra esta avispa, algo mayor que la autóctona y con colores más vivos, que solo se distingue de cerca, y que por ahora no ha causado grandes daños en las poblaciones de colmenas. Dada la dificultad para distinguir esta avispa, no todos los avisos que se reciben para erradicarla han dado como resultado la recogida de nidos. Hasta ahora, ha habido 270 alertas de aparición de esta especie en los montes, aunque se han retirado 139 nidos.

 

El protocolo contra la velutina está coordinado por Medio Rural y Mar en coordinación con la dirección general de Protección de la Naturaleza y la dirección de emergencias, que se ponen en marcha cuando hay un aviso de supuesta existencia de un nido. Medio Rural es el primer departamento que se pone en marcha en el protocolo para detectar si se trata o no de la especie invasora y, de serlo, luego se pone en marcha personal de emergencia e interior, grupos supramunicipales de emergencias o bomberos.

 

El protocolo no supone solo la retirada de nidos, sino también la puesta de trampas y de todos los ejemplares que se pueda de la avispa invasora. De hecho, se han llegado a recoger con estas trampas unas tres mil avispas y se considera que el protocolo está funcionando sin ningún problema. Por ahora, la administración no tiene constancia de que ningún apicultor haya denunciado casos de pérdida de colmenas por ataque de velutinas y se encuentra en contacto con el sector con asociaciones de apicultores y otras CCAA. Se cree que "no hay ningún tipo de peligro por estar este tema descontrolado", sino al contrario, subrayó la directora general, que insistió en lanzar un mensaje de tranquilidad hacia la opinión pública respecto a esta especie, pese a que se la tilde de "asesina".

 

"De asesina tiene lo que puede afectar a las abejas, pero para la salud pública no tiene ningún problema", salvo el mismo que ocasionan las abejas comunes si pican a personas alérgicas, que pueden tener consecuencias graves. En Galicia, las zonas en las zonas mas afectadas por este insecto asiático son A Mariña lucense y en la zona de Baiona y Gondomar, en Pontevedra, donde más individuos y ejemplares se han retirado.

 

La avispa velutina fue detectada en Galicia el pasado año y el protocolo se activó en el primer trimestre, reiteró Patricia Ulloa, que dijo que no se tiene constancia de que ninguna colmena se viese afectada ni hubiese causado daño alguno a la salud pública. Explicó que las trampas para atrapar a estas avispas son muy sencillas y se pueden hacer de forma casera con un palo y un trozo de botella de agua mineral de plástico, donde se coloca un "atrayente" de las avispas, un artilugio que está funcionando bien, al igual que otros "menos caseros" que tienen un precio de quince euros para dos meses.

 

Estas semanas, en que se recoge la miel, es cuando más avisos de la presencia de la avispa se han dado a la administración y también se han capturado más ejemplares. La directora general se refirió a otro de los problemas que denuncian los apicultores, la alta mortandad de las abejas, ante lo que señaló que, como cualquier especie, ésta también tiene sus enfermedades, por lo que hay establecido un plan anual de apicultura que cada año destina ayudas al sector. Recordó también que por efecto de unas sustancias, se ha demostrado que los nicotinoides que contienen productos aplicados al campo afectan a las abejas, por lo que fueron prohibidos por la UE para salvaguardar la biodiversidad del medio rural.

 

La Xunta recogió 139 nidos de avispa velutina, "asesina" solo para las abejas
Comentarios