viernes. 14.06.2024

Una madre de Marín, a quien la Justicia retiró la custodia de su hija hace 68 días, continúa su lucha desesperada por reencontrarse con su pequeña.

A pesar de las múltiples apelaciones legales, no ha logrado revertir la decisión que le impide "ver, hablar o tocar" a su hija, ahora alojada en un centro de menores. La situación se agudiza por un informe del equipo psicosocial del Punto de Encuentro de Pontevedra, que alega un incumplimiento del régimen de visitas, una acusación que la madre refuta vehementemente.

El caso se complica con la invocación del Síndrome de Alienación Parental (SAP) por parte de la autoridad judicial, sugiriendo que la madre habría influenciado a la niña contra el otro progenitor, una situación que estadísticamente se atribuye mayoritariamente a las madres.

Desde el sorpresivo traslado de la niña el 12 de marzo, desde su escuela al centro de menores, la madre, identificada solo como B.V.C., vive un calvario continuo, marcado por la angustia y la incertidumbre.

Una madre de Marín lucha por recuperar la custodia de su hija tras 68 días de...