viernes. 14.06.2024

La Audiencia Provincial de Pontevedra ha ratificado la condena a un joven por agresión a su expareja, a quien amenazó con un cuchillo tras una discusión que escaló en violencia física. El incidente ocurrió en febrero de 2023, meses después de que ambos terminaran su relación sentimental. La confrontación se intensificó después de una noche en la que se encontraron en una discoteca y terminaron en el apartamento del padre de la joven.

Según la sentencia, el agresor criticó a la joven por su comportamiento en la discoteca y, tras una discusión, destruyó su móvil y la agredió físicamente. Al día siguiente, cuando ella intentó comunicarse con su madre, él la amenazó con un cuchillo para impedirle hablar sobre lo ocurrido.

El tribunal ha impuesto al agresor una pena de 12 meses de libertad vigilada y la prohibición de acercarse a su víctima. Además, deberá participar en un programa de prevención de violencia de género y compensar económicamente a la víctima por las lesiones sufridas, el móvil dañado y los costes médicos cubiertos por el Sergas. La decisión subraya la necesidad de abordar con seriedad los casos de violencia de género y asegurar la protección y justicia para las víctimas.

Un menor pontevedrés condenado por poner un cuchillo en el cuello a su exnovia