viernes. 27.01.2023

Piden cinco años de cárcel para un conductor ebrio que mató a una madre y dos hijos

La Fiscalía solicita cinco años de prisión para un conductor ebrio que causó un accidente de tráfico en Salceda de Caselas (Pontevedra), en marzo de 2021, en el que fallecieron una madre y sus dos hijos, de 13 y 6 años de edad.

 
justicia8
La Fiscalía solicita cinco años de prisión para un conductor ebrio que causó un accidente de tráfico en Salceda de Caselas (Pontevedra), en marzo de 2021, en el que fallecieron una madre y sus dos hijos, de 13 y 6 años de edad.

La Audiencia de Pontevedra acogerá este martes 17 de enero el juicio contra este hombre, que está acusado de tres delitos de homicidio por imprudencia grave por los que, además de la pena de cárcel, el fiscal reclama la pérdida definitiva del permiso para conducir.

En cuanto a la responsabilidad civil, el ministerio público entiende que el acusado, conjunta y solidariamente con la compañía Axa Seguros Generales, debe indemnizar con más de 600.000 euros a la familia de los fallecidos.

El accidente se produjo sobre las diez de la noche en la carretera PO-510 (O Porriño-Salceda de Caselas), por la que circulaba el acusado "tras haber consumido bebidas alcohólicas en cantidad que mermaba su capacidad de realizar una conducción adecuada y segura".

Según recoge el escrito de acusación, "como consecuencia de su estado de intoxicación alcohólica y prescindiendo de toda precaución", el conductor iba a una velocidad "excesiva e inadecuada", alcanzando una velocidad de 128 km/h "y de forma absolutamente desatenta".

Al llegar a una curva mantuvo una trayectoria recta y atravesó los dos carriles de circulación invadiendo el reservado para el otro sentido de la marcha, por el que en ese momento circulaba una mujer de 38 años que viajaba con sus hijos de 13 y 6, vecinos de Salvaterra do Miño.

La mujer intentó hacer una maniobra evasiva hacia la izquierda para evitar la colisión, pero según sostiene el fiscal" no pudo hacer nada para evitar el choque" y los vehículos impactaron de frente.

Debido a la violencia del impacto, la madre y los dos menores fallecieron en el mismo lugar del accidente, pese a que todos llevaban puesto del cinturón de seguridad -el pequeño además una silla homologada- y a que funcionaron los sistemas activos de protección del vehículo.

El acusado fue trasladado a un centro médico y allí se obtuvieron muestras para comprobar el grado de intoxicación alcohólica, que arrojaron un resultado de 2,49 gramos por litro de sangre.

Presentaba, antes de iniciar la conducción, "evidentes síntomas de una intoxicación alcohólica notoria: hablando solo y balbuceando, con dificultades para mantener el equilibrio, incapaz de mantener la verticalidad, llegando a caerse de una silla al suelo, y tropezar sin motivo aparente y caerse al suelo, quedándose tumbado un rato hasta que consiguió levantarse".

Piden cinco años de cárcel para un conductor ebrio que mató a una madre y dos hijos
Comentarios