lunes. 15.08.2022
Crimen Moraña

Prisión comunicada y sin fianza para el presunto parricida de Moraña

El titular del juzgado mixto número uno de Caldas de Reis, encargado del caso de la muerte violenta de dos niñas en la localidad pontevedresa de Moraña, ha solicitado prisión provisional comunicada y sin fianza para el presunto autor, David O. R, padre de las víctimas, menores de edad.

El titular del juzgado mixto número uno de Caldas de Reis, encargado del caso de la muerte violenta de dos niñas en la localidad pontevedresa de Moraña, ha solicitado prisión provisional comunicada y sin fianza para el presunto autor, David O. R, padre de las víctimas, menores de edad. A este hombre, que fue atendido en el Hospital Montecelo tras autolesionarse, se supone que con el fin de quitarse la vida, se le imputan dos asesinatos, han informado hoy fuentes judiciales.

 

El detenido llegó este sábado, pasadas las 12.30 horas, al juzgado mixto número uno de Caldas de Reis, en el que se vivieron momentos de gran tensión y donde permaneció hasta cerca de las 17.00 horas de la tarde, y ello a pesar de que se acogió a su derecho a no declarar. A su salida de dependencias judiciales para ser trasladado a la cárcel de A Lama fue necesario un fuerte dispositivo policial por las escenas de tensión vividas con las decenas de vecinos allí presentes.

 

El supuesto culpable de estos crímenes accedió esta mañana al edificio judicial en un coche camuflado de la Guardia Civil, escoltado por varios agentes que lo trasladaron desde la Comandancia de Pontevedra. Un centenar de vecinos aguardaba ya en ese momento al vehículo policial que lo transportaba, en las afueras del juzgado.

 

El motivo: recibir al presunto autor del parricidio con gritos de "asesino", "hijo de puta", "sinvergüenza" y "te vamos a matar a ti". En el juzgado se han vivido momentos de ira y nerviosismo y las fuerzas de seguridad se han visto obligadas a intervenir, ya que varias personas han intentado saltar el cordón policial que se había fijado e, incluso, han llegado a encararse con los guardias civiles.

 

El presunto autor de estos crímenes tenía que entregar justamente hoy a las dos niñas a su madre, Rocío V., de la que se encontraba divorciado desde hacía más de un año. No consta que el otrora marido de esta mujer tenga antecedentes por violencia en el ámbito doméstico ni tampoco que sobre él pese orden de alejamiento alguna con respecto a nadie, han señalado las fuentes relacionadas con esta investigación

 

. La Guardia Civil encontró este viernes a David O. encerrado en el baño cuando, tras ser alertados, los agentes se presentaron en el domicilio donde las menores podrían haber muerto degolladas con una radial, según han apuntado fuentes próximas al caso.

 

El supuesto responsable de estas muertes violentas regenta una inmobiliaria, Gaubica, ubicada en Caldas de Reis, junto a su hermana. Las crías vivían con su madre en el centro urbano de Moraña, en Santa Lucía, y la vida se la han dejado a tres kilómetros de este lugar, en O Casal, donde se encontraban, puesto que estaban pasando con el padre el período que a él le pertenecía según el acuerdo que tenían.

 

El Ayuntamiento de Moraña (Pontevedra) decretó la pasada tarde en un pleno extraordinario tres días de luto tras esta jornada fatídica y de desazón. El suceso ha conmocionado al pequeño pueblo de Moraña, donde la familia de las dos víctimas era muy conocida, así como las pequeñas.

Prisión comunicada y sin fianza para el presunto parricida de Moraña
Comentarios