viernes. 19.04.2024

El puente de Santa Marta en Pontearnelas, Vilanova de Arousa, construido sobre el río Umia, se encuentra cerrado al tráfico desde la tarde del martes debido al riesgo que supone su estado actual para la circulación de personas y vehículos. Según fuentes de la Xunta, se han detectado daños en varias péndolas que provocaron que cediese una parte de la calzada. Los técnicos de la Axencia Galega de Infraestruturas evaluarán los daños en profundidad para adoptar las medidas correctoras necesarias.

Un grupo de peatones que circulaban por el puente escucharon un fuerte ruido y dieron la voz de alarma. El 112 activó un dispositivo que movilizó a la Guardia Civil, a los Bombeiros do Salnés y a la policía local y protección civil de Vilanova, quienes continúan en el lugar regulando la circulación e impidiendo el paso de personas.

El cruce de caminos en Pontearnelas une los municipios de Vilanova y Ribadumia y varias carreteras de titularidad autonómica, provincial y local. El puente de Santa Marta, inaugurado en 2007 para abrir una vía alternativa al tráfico que transita por la PO-300 que une Cambados con Pontevedra, tuvo un costo de 3 millones de euros y fue acometido por la Diputación de Pontevedra. Desde su cierre, el tráfico ha regresado al puente antiguo de piedra de Os Padriños, que a partir de entonces se ha utilizado principalmente como paso peatonal.

Evalúan los daños del puente de Pontearnelas que permanece cerrado