jueves 9/12/21

El hombre que se quemó a lo bonzo este domingo por la noche en Vilagarcía (Pontevedra) tenía una orden de alejamiento de su mujer, de la que se estaba separando y que fue la que dio aviso a la Policía Nacional cuando su exmarido se personó en el domicilio que compartieron durante años tras varios contactos telefónicos previos.

 

Los hechos sucedieron pasadas las once de la noche en el domicilio situado en As Bocas (A Laxe). Poco después de que la mujer llamase a la Comisaría, el hombre se roció con gasolina y se prendió fuego, desfalleciendo a los pocos metros, informan fuentes policiales.

 

Hasta el lugar se desplazaron agentes de la Policía Nacional y de la Local, así como efectivos de Emergencias que limpiaron la zona. El hombre fue trasladado al Hospital do Salnés y desde allí derivado en estado grave a la Unidad de Quemados de Povisa.

Un hombre se quema a lo bonzo en Vilagarcía de Arousa
Comentarios