jueves 28/10/21

La Xunta quiere mantener la fábrica de Ence en Marín bajo dominio portuario

La Xunta presentará ante el Consello Consultivo, un órgano asesor del Ejecutivo autonómico, una propuesta sobre la posibilidad de que la fábrica de pasta de celulosa Ence situada en la ría de Pontevedra pueda estar bajo el dominio del puerto de Marín.

ence-pontevedra21

La Xunta presentará ante el Consello Consultivo, un órgano asesor del Ejecutivo autonómico, una propuesta sobre la posibilidad de que la fábrica de pasta de celulosa Ence situada en la ría de Pontevedra pueda estar bajo el dominio del puerto de Marín.

Así los indica la Xunta en un comunicado tras la reunión celebrada entre los conselleiros de Economía, Francisco Conde, y de Empleo, María Jesús Lorenzana, y representantes del comité de empresa de dicha factoría, tras la decisión judicial de julio pasado contra la prórroga de la concesión de su ubicación actual.

El Gobierno gallego presentará la iniciativa para que el Consello Consultivo emita un informe y a continuación ver las perspectivas de que la fábrica pueda mantenerse en la actual ubicación, aunque mediante una protección jurídica portuaria.

"Coincidimos con ese planteamiento", aseguró Conde, acerca de la reunión con el comité de empresa y consideró que el Consello Consultivo podría determinar si "desde el punto de vista de la legalidad esta alternativa es posible".

La Xunta "seguirá insistiendo en que el Gobierno ofrezca una alternativa para que se pueda mantener la planta de Ence en Lourizán", su actual ubicación en la ría de Pontevedra, y "explorar todas las vías desde el punto de vista administrativo y judicial".

La Audiencia Nacional determinó en julio pasado, tras una denuncia del Ayuntamiento de Pontevedra y la organización ecologista Greenpeace, que la concesión de 1958 para instalar esa fábrica en su ubicación en una zona de dominio público marítimo-terrestre carece de fundamentos para justificar la prórroga concedida.

Según la sentencia, todavía pendiente de posibles recursos, la decisión de Ence de la necesidad de mantener la fábrica en la ubicación actual no ha sido debidamente justificada y por ello considera que debería cerrar, frente a la decisión en enero de 2016 del Gobierno en funciones presidido por Mariano Rajoy de ampliar la concesión por 60 años más en esa zona.

Los costes de trasladar la fábrica representan un 185 millones de euros, según la empresa, que cuenta con unos 300 empleados en esa planta y que el año pasado produjo 0,43 millones de toneladas de pasta de celulosa. 

Comentarios