sábado 12/6/21

Denuncian falta de enfermeras para cubrir vacaciones en residencias públicas

El Sindicato de Enfermería en Galicia, Satse, ha denunciado este viernes que la mala gestión que la Xunta de Galicia hace de las listas de contratación para las residencias empuja a las enfermeras a abandonarlas para tratar de mejorar su situación laboral en otras administraciones o en la empresa privada por lo que no hay suficientes profesionales para cubrir las vacaciones en las residencias pública.

residencia

El Sindicato de Enfermería en Galicia, Satse, ha denunciado este viernes que la mala gestión que la Xunta de Galicia hace de las listas de contratación para las residencias empuja a las enfermeras a abandonarlas para tratar de mejorar su situación laboral en otras administraciones o en la empresa privada por lo que no hay suficientes profesionales para cubrir las vacaciones en las residencias pública.

Satse señala en un comunicado que esta queja es recurrente y se repite cada verano porque la gestión que se realiza de las listas de contratación “es muy poco previsora” y obliga a los profesionales del sector “a trabajar en precario, con contratos que en muchos casos no llegan al mes”.

Además, según Mila López, delegada de Satse, los llamamientos se llevan a cabo con muy poca antelación, “la mayor parte de las veces para empezar en el propio día, lo cual es totalmente incompatible con la conciliación familiar”.

En el mismo sentido, añade, el régimen de penalizaciones es totalmente rígido, “no atiende ni a las situaciones de incapacidad temporal por enfermedad, o que las envía al final de la lista durante cuatro meses cada vez que cumplen los 360 días de trabajo”.

Otra cuestión, es que “los contratos de larga duración nunca se ofertan a estas listas y se cubren mediante ‘personal de la casa’, por lo que la posibilidad de promoción y estabilización es prácticamente inexistente”, advierte Mila López.

Toda esta situación de precariedad y mala gestión ha llevado a que, en los últimos años estas listas de contratación se hayan quedado casi vacías y las enfermeras temporales hayan optado por abandonarlas y trasladarse al Sergas, en muchos casos, o al ámbito privado, ya que les ofrecen mayores garantías a medio y largo plazo a nivel personal y profesional.

Ello repercute significativamente en las enfermeras fijas que pertenecen a la Xunta, “ya que rara vez tienen opción de disfrutar sus vacaciones cuando las solicitan y en multitud de ocasiones tienen que turnarse para cubrirse entre ellas, incluso doblando turnos y haciendo horas extra que no se remuneran, sino que son escasamente compensadas con un solo día libre”, denuncia la delegada del sindicato.

La situación se agrava por el hecho de que, “incluso en tiempos de pandemia”, la Consellería de Política Social apenas ha reforzado, según su versión, la plantilla de enfermeras en sus centros y por lo tanto se encuentran todos los turnos bajo mínimos, lo que impide el disfrute de vacaciones y días de asuntos propios por la imposibilidad de flexibilizar los turnos de las profesionales en plantilla.

Por todo ello, Satse vuelve a insistir en la necesidad de aumentar el número de enfermeras en las residencias públicas de la Xunta y en que se lleven a cabo las coberturas de los puestos con total transparencia.

Comentarios