martes 24/5/22

El Sergas mantendrá operativas el 86% de las camas hospitalarias en verano

Así lo afirmó el diputado del grupo Popular Aurelio Núñez Centeno en el transcurso del debate de una proposición no de ley del BNG en la que los nacionalistas pedían al Gobierno gallego que realice las contrataciones y sustituciones precisas de personal para no tener que cerrar camas en los centros hospitalarios del Sergas.

El Servicio Galego de Saúde (Sergas) mantendrá operativo el 86% del total de las camas hospitalarias el próximo verano. Así lo afirmó el diputado del grupo Popular Aurelio Núñez Centeno en el transcurso del debate de una proposición no de ley del BNG en la que los nacionalistas pedían al Gobierno gallego que realice las contrataciones y sustituciones precisas de personal para no tener que cerrar camas en los centros hospitalarios del Sergas. El parlamentario popular recordó que esta situación viene dada por un acuerdo entre el Sergas y los sindicatos para el disfrute de las vacaciones en los meses de verano.

 

"Si se reparten las vacaciones en todo el año, no hay que cerrar nada", aseveró. En esta línea, dijo que sustituir a todo el personal que se encuentra de vacaciones en verano "es imposible", sobre todo en determinadas especialidades, como cirugía. "En cualquier caso -concretó-, lo que queda garantizado siempre, y para eso se hacen estudios, es la seguridad y la calidad asistencial de los pacientes. Por eso, de ser preciso las camas se podrían activar de forma inmediata sin ninguna dificultad". Criticó Núñez Centeno al PSdeG y al BNG durante la etapa que gobernaron juntos la Xunta. "Lo que no entiendo es por qué no hacían ustedes lo que ahora predican. Este problema no es exclusivo de este Gobierno, ya existía en otros tiempos", dijo.

 

La diputada que defendió la proposición no de ley, la nacionalista Montse Prado, criticó que el Sergas va a llevar a cabo este próximo verano "el mayor cierre de camas de la historia de nuestro país", y calculó que serán alrededor de 1.200 camas. Prado dijo que "el discurso" del Partido Popular "es que si no hay camas no hay gasto", y censuró que "frente al rechazo" por parte del personal sanitario por esta medida "ustedes se quitan de la manga el hospital en casa". "Mandan a los pacientes oncológicos para casa con la disculpa de que allí van a estar más confortables", manifestó Prado. La socialista Carmen Acuña, por su parte, preguntó de forma irónica: "qué le haría la sanidad pública al señor Feijóo, porque no la deja de atacar; todo bien adobado y con trampas con la disculpa de la crisis".

 

Para Acuña, la consecuencia "más inmediata" del cierre de camas hospitalarias será el incremento de las listas de espera. La parlamentaria de Alternativa Galega de Esquerda Eva Solla indicó que el Sergas va a proceder al cierre de camas "por cuarto año consecutivo", y afirmó que el número de las que se van a cerrar "dobla" al del verano de 2010. Para Solla, el cierre de camas "no se justifica porque el pasado año hubo colapsos en las urgencias y las listas de espera siguen siendo enormes". "Un Gobierno serio aprovecharía las camas para reducir las listas de espera. Cerrar camas en verano es una herramienta de privatización doble", consideró.

El Sergas mantendrá operativas el 86% de las camas hospitalarias en verano
Comentarios