miércoles 25/5/22

España tiene un déficit aproximado de mil nuevos anestesiólogos

Los centros sanitarios españoles presentan un déficit estructural de anestesiólogos y se calcula que para cubrir las bajas existentes en la actualidad sería necesario un número aproximado de mil nuevos profesionales de esta especialidad médica.

quirofano

Los centros sanitarios españoles presentan un déficit estructural de anestesiólogos y se calcula que para cubrir las bajas existentes en la actualidad sería necesario un número aproximado de mil nuevos profesionales de esta especialidad médica.

Así lo han puesto de manifiesto los doctores Servando López, presidente del comité organizador del 36º Congreso de la Sociedad Española de Anestesiología, Reanimación y Terapéutica del Dolor (SEDAR), que comienza esta tarde en Santiago de Compostela, y Pilar Argente, vicepresidenta de esta sociedad y jefa de servicio en el Hospital La Fe de Valencia.

"Nuestra presencia cada vez es más frecuente en áreas alejadas de los quirófanos y los servicios hospitalarios donde se demanda al anestesista es muy elevada, con lo cual no somos capaces de atender todas esas necesidades", afirmó el doctor Servando López, del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña.

Este especialista incidió en la existencia en España de un déficit estructural de anestesiólogos y se refirió a la necesidad de formar más especialistas. Como ejemplo, dijo que en el hospital coruñés donde trabaja hay tres plazas vacantes que no son capaces de cubrir "porque no hay anestesiólogos". "Ningún anestesiólogo está en paro, con lo cual no tenemos profesionales para atender tanto los servicios públicos de salud como los privados", dijo.

Por su parte, la doctora Argente explicó que parte del déficit existente de este tipo de especialistas se debe a que "en estos momentos el paciente es mucho más demandante de calidad y seguridad que hace unos años". "El paciente tiene derecho a no sufrir dolor y a tener una sedación cuando la necesita", señaló.

Esta doctora expuso su queja también por la precariedad laboral existente en esta especialidad médica. "Hay que hacer que las plazas sean atractivas; la gente se forma, que es lo que más nos cuenta, y después se van de nuestro país porque tienen mejores contratos y mejor pagados", explicó.

"Somos como el perejil, estamos en todas las salsas y servimos para un roto y para un descosido. En tiempos de pandemia nos podemos reconvertir y en tiempos de no pandemia los anestesistas no hemos tenido luna de miel. Los intensivistas estaban en las UCI y ahora siguen ahí, pero nosotros estuvimos en intensivos, seguimos en intensivos y, a mayores, tratamos de recuperar permanentemente a los pacientes prioritarios", señaló.

"La gestión de la pandemia sin la colaboración de los anestesiólogos hubiera sido prácticamente imposible", remarcó, y dijo que esta situación "nos ha pasado factura psicológica y de motivación porque hemos estado en primera línea".

Por ello, el congreso de la SEDAR que comienza esta tarde centrará una de sus partes en "infundir a los casi 1.600 congresistas motivación", afirmó el doctor Servando López, y explicó que los elevados niveles de estrés conllevan "muchísimo desgaste profesional", lo que implica "despersonalización, consumo de más fármacos de los debidos y autoconsumo sobre todo de benzodiazepinas, además de pérdida de autoestima".

La cita congresual de la Sociedad Española de Anestesiología, reanimación y Terapéutica del Dolor que se abre esta tarde en Santiago de Compostela hasta el sábado se celebra bajo el lema “La excelencia es el camino”.

Durante el congreso será presentado el libro 'Museo Nacional de la Anestesia', cuyas instalaciones y contenidos se ubican en la Facultad de Medicina de la Universidad de Santiago de Compostela.

España tiene un déficit aproximado de mil nuevos anestesiólogos
Comentarios