domingo. 29.01.2023

Las familias gallegas son cada vez menos reticentes a donar los órganos de sus familiares

La directora de la Axencia de Doazón de Órganos e Sangue (ADOS), Marisa López García, afirmó que las familias gallegas son cada vez menos reticentes a donar los órganos de sus familiares y que, por tanto, "se consolida la tendencia a la baja" del rechazo a la donación.

 

donacion-organos-galicia

La directora de la Axencia de Doazón de Órganos e Sangue (ADOS), Marisa López García, afirmó que las familias gallegas son cada vez menos reticentes a donar los órganos de sus familiares y que, por tanto, "se consolida la tendencia a la baja" del rechazo a la donación.

En el transcurso de la presentación, esta mañana, en rueda de prensa, de los resultados en Galicia de la donación de órganos y de los trasplantes, dijo que la comunidad autónoma ha registrado el año pasado casi dos mil nuevas tarjetas de donante que suman a las 121.000 ya registradas en la base de datos de ADOS.

La respuesta negativa de familiares el año pasado fue del 18 %, lo que confirma la consolidación de la tendencia descendente de las mismas en los últimos años.

En el año 2022, el Servizo Galego de Saúde alcanzó la cifra de 128 donantes de órganos, lo que propició que se realizasen 296 trasplantes en los hospitales gallegos. De esta cifra, 151 fueron trasplantes de riñón, de los que 21 procedían de donantes vivos; 78 de hígado, 3 de páncreas, 26 de corazón, y 38 de pulmón.

Las cifras de donantes de órganos cadáver en Galicia se sitúa en 128 (77 en la provincia de A Coruña, 5 en la de Lugo, 11 en la de Ourense y 35 en la de Pontevedra), lo que da como resultado que haya una tasa de 47,6 de donantes por cada millón de habitantes, superando en un punto la media nacional.

En el caso de la donación en asistolia -ausencia de latido cardíaco y de respiración espontánea durante más de cinco minutos-, aumentó un 74 % con respecto a 2021, con un total de 47 donantes, lo que supone un 37 % de donantes totales en la comunidad gallega.

Sobre la causa de la muerte de los donantes, los factores principales fueron los accidentes cerebro vasculares, con el 62 %, seguido de encefalopatía anóxica -falta de oxígeno al cerebro- con un 21 %, y de los traumatismos craneoencefálicos por accidente no de tráfico, con un 8 %, mientras que de accidentes de tráfico fue el 3%, correspondiendo un 6 % a otras causas. En lo que respecta a la edad media de los donantes, fue de 60,8 años.

Destacó que cuando se cumplen 41 años del programa de trasplantes en la comunidad autónoma gallega, 9.217 personas tuvieron acceso a un trasplante de órgano, y subrayó la tendencia a la baja en las listas de espera para todos los órganos, destacando en concreto que por primera vez se sitúa por debajo de los doscientos el número de pacientes que esperan un trasplante de riñón.

En este momento en la comunidad gallega hay doce personas que esperan para recibir un trasplante de corazón, diez aguardan por un pulmón, 28 por un hígado, cuatro para ser trasplantados de páncreas, y ciento noventa y nueve personas por un riñón.

En cuanto al trasplante de tejidos, la directora de la ADOS indicó que en el año 2022 Galicia aportó 1.187 nuevos donantes de médula ósea al registro nacional.

Por su parte, el director general de Asistencia Sanitaria del Servizo Galego de Saúde, Jorge Aboal, presente también en la rueda de prensa, puso en valor los "excelentes" datos de la comunidad autónoma de Galicia en lo referido al trasplante de órganos.

Destacó la solidaridad que en este ámbito demuestra la sociedad gallega, la alta cualificación de los profesionales sanitarios y el alto grado de equipamiento sanitario para llevar a cabo este tipo de intervenciones quirúrgicas.

"Desde el punto de vista técnico-científico los trasplantes en general son técnicas complejísimas y cuyos resultados son extraordinarios", subrayó. 

Las familias gallegas son cada vez menos reticentes a donar los órganos de sus familiares
Comentarios